Grandes del Teatro Musical STEPHEN SONDHEIM

 


Stephen SONDHEIM nació el 22 de Marzo de 1930 en el seno de una familia judía cuya madre diseñaba los vestidos que el padre producía.

Su infancia sufrió un duro golpe cuando a los 10 años los abandonó su padre y se quedó con su madre que se trasladó con él a una casa en Pensilvania.

Stephen recuerda su infancia como una etapa bastante difícil y solitaria como hijo único al que su madre trataba de volcar las obligaciones y responsabilidades de un marido ausente. El paso del tiempo no solucionó el problema entre ellos ya que Sondheim cuando murió su madre, teniendo él 62 años, no acudió a su funeral.



Stephen comenzó su formación musical a la temprana edad de 7 años con clases de piano, quedando fascinado a los 9 años al asistir en Broadway a una representación del musical “Very Warm for May” en la que según sus palabras quedó hechizado al ver cómo tras alzarse el telón, apareció un mayordomo que al destapar un piano sacó un trapo que pasó por las teclas haciéndolas sonar, lo cual le pareció lo más emocionante que podía imaginar.

La suerte hizo que al trasladarse de casa hiciese muy buena amistad con Jimmy Hammerstein, vecino de la casa de al lado, hijo de Oscar Hammerstein, que llegó a ser lo más parecido a un padre para Stephen.

Stephen Sondheim y Harold Prince

Tuvo ocasión de asistir a las representaciones de los musicales escritos por Hammerstein y fue en el estreno de "Show Boat" donde conoció a Harold Prince, que con el tiempo se convertiría en director de muchas de sus obras.

Enamorado del teatro musical, a los 15 años escribió un musical para representar en su colegio bajo el título de "By George", que fue bien recibido por todos, pero Stephen se lo enseñó a Oscar Hammerstein para que le diese su opinión, sin tener en cuenta quién lo había escrito y Hammerstein le soltó: “Es lo peor que he leído nunca y si quieres saber por qué ven esta tarde y lo hablamos”. Stephen confesó que aprendió aquella tarde más sobre teatro musical que otros aprenderán en toda una vida.

Stephen Sondheim y Oscar Hammerstein

Oscar Hammerstein creó una especie de curso de composición musical para Sondheim, en la que le puso cuatro trabajos: escribir un musical sobre una obra de teatro que admirase, otro sobre una que considerase imperfecta, otro sobre una novela que nunca se hubiese adaptado a la escena y otro de creación totalmente propia.

Ninguna de las obras se estrenó comercialmente pero dieron a Stephen el bagaje para graduarse magna cum laude a los 20 años en la Universidad Williams de Massachusetts, ganando el premio Hutchinson que le permitió estudiar composición musical con Milton Babbitt.

Los siguientes años trabajó en pequeños cometidos para televisión y cine, si bien fueron proyectos que no llegaron a terminarse o estrenarse en la mayoría de los casos. Sondheim amante del séptimo arte, reconoce que no le gustan las películas musicales, de hecho veremos que no ha tenido suerte con sus adaptaciones para el cine. Una de sus trabajos en esa época fue con Mary Rodgers, hija de Richard Rodgers, compositor musical y colaborador de Oscar Hammerstein.


Su primer proyecto importante le llegó en 1956 al ser requerido por Leonard Bernstein para que escribiese las letras del musical “WEST SIDE STORY”.

Stephen consultó con Hammerstein, porque no quería dedicarse sólo a escribir letras, sino también a componer su propia música, pero Oscar le recomendó que aceptase el trabajo ya que la experiencia de trabajar con el equipo de Leonard Bernstein, Jerome Robbins y Arthur Laurents, podría aportarle mucho.

Stephen Sondheim, Arthur Laurents, Hal Prince, Robert Griffith (coproductor), Leonard Bernstein y Jerome Robbin


Su siguiente contrato le surgió en 1958 de la mano del director Arthur Laurents tras haber trabajado juntos en "West Side Story", que le pidió que escribiese las canciones para el musical “GYPSY”, pero Ethel Merman, protagonista del musical desconfiaba del joven autor y pidió que la música la escribiese el conocido Jule Styne y dejasen a Sondheim sólo para las letras.

                                                 Stephen Sondheim y Ethel Merman


Por fin en 1962, Broadway asistió al estreno del primer musical con música y letra de Sondheim.
A FUNNY THING HAPPENED ON THE WAY TO THE FORUM que ganó el Tony al mejor musical, si bien las criticas no fueron loables para las canciones de Sondheim, llegando a criticarlas argumentando que no estaban bien integradas en el argumento, quizá por ello al vender los derechos para el cine en la película que aquí conocimos como “Golfus de Roma”, siendo Richard Lester el director que la rodó en España, al adaptarla para el cine le cortaron prácticamente todas las canciones, quedando tres únicamente que fueron dobladas al español.

En 1964, de nuevo con un libreto de Arthur Laurents estrenó ANYONE CAN WHISTLE que fue un fracaso, cerrando tras nueve únicas representaciones, a pesar de contar con Angela Lansbury protagonizando el musical, que luego se ha convertido en uno de tantos Sondheims de culto. En 1965 un nuevo estreno "DO I HEAR A WALTZ?" otra vez con libreto de Arthur Laurents y con música de Richard Rodgers, en la que Stephen solo escribió las letras.

Sondheim, Angela Langsbury y Len Cariou - Sweeney Todd


En 1965 Stephen comenzó a trabajar con James Goldman en un musical llamado “The Girls Upstairs” que con el tiempo se reescribió y estrenó en 1971 como FOLLIES que aceptó dirigir Hal Prince, a cambio de que Stephen le ayudase con unos textos de George Furth, que se estrenarían en 1970 como el nuevo musical de Sondheim titulado COMPANY.

A LITTLE NIGHT MUSIC fue el siguiente trabajo de Sondheim dirigido por Hal Prince estrenado en Broadway en 1973 y con el que consiguió ser el primer autor en ganar por tercer año consecutivo el Tony a la mejor partitura para un musical (1971 Follies, 1972 Company y 1973 A little night music).

A partir de entonces, los conciertos y homenajes centrados en la figura de Sondheim, se suceden bajo diferentes títulos: "Sondheim: A musical tribute" (1973), "Side by side" (1976), "Marry me a little" (1980), "Stephen Sondheim" (1981), "Putting it together"(1992), "Sondheim: A celebration at Carnegie Hall" (1992), "Sondheim on Sondheim" (2010) y con motivo de su 75 y 80 cumpleaños, como el titulado "Sondheim at 80" en el Albert Hall de Londres o "Sondheim: The Birthday Concert", celebrado en New York.


Lee Remick, Stephen Sondheim and Lauren Bacall at the opening night of Side By Side By You-Know-Who

Sus colaboraciones en el mundo del cine son esporádicas: En 1973 escribió el guión con Anthony Perkins de la película de intriga “The last of Sheila” que dirigió Herbert Ross. En 1974 escribió la música para la película “Stavisky” de Alain Resnais y a petición de Warren Beatty escribió con Dave Grusin la música para la película “Reds” que se estrenó en 1981, volviendo en 1990 a escribir las canciones para otra película de Beatty: “Dick Tracy”, consiguiendo el Oscar por la canción “Sooner or later” y en 1996 escribió tres canciones para “The birdcage”, curiosamente adaptación al cine del musical “La cage aux folles”.

Leonard Bernstein le llamó en 1974 para que le ayudase en una revisión de su musical “Candide”. En 1976 de nuevo con Harold Prince estrenó "PACIFIC OVERTURES" y llegamos a 1979, con el estreno en Broadway de la considerada por muchos su mejor obra SWEENEY TODD.

La relación con Hal Prince se rompió a raíz del estreno de "Merrily we roll along" en 1981, teniendo que cerrar tras 16 funciones solamente. Este fracaso marcó profundamente a Sondheim que llegó a plantearse dejar para siempre el teatro musical.


SUNDAY IN THE PARK WITH GEORGE fue su siguiente musical para un libreto de James Lapine, que dirigiría también y estrenaron en 1984, consiguiendo de nuevo el Tony a la mejor partitura en un musical y el prestigioso Premio Pulitzer.

Tras la experiencia con Lapine, Sondheim intentó salvar el desastre que fuera "MERRILY WE ROLL ALONG", reescribiéndola en 1985 y encomendando la dirección a James Lapine, que tardaron casi 10 años en llevar a Broadway, estrenándola en 1994, pero tampoco funcionó como se esperaba, habría que esperar casi otros 10 años más para que la versión dirigida por la actriz y cantante Maria Friedman en el 2013 en la Menier Chocolate Factory de Londres, pusiera por fin de acuerdo a crítica y público.

Por fin el todopoderoso productor Cameron MackIntosh consiguió que en 1987 se estrenase en Londres una producción de FOLLIES con nuevas canciones, que exportaría años más tarde a Broadway. El mismo año también con la colaboración y dirección de James Lapine, Sondheim estrenó su nuevo musical INTO THE WOODS.



En 1990 estrenó ASSASSINS musical basado en un libreto de John Weidman, en un teatro off-Broadway, en el que los protagonistas eran asesinos famosos de la historia. El estreno previsto para Noviembre de 2001 en Broadway, se canceló por el tema que tocaba, teniendo tan recientes los atentados de las Torres Gemelas en Septiembre de 2001.

En 1993 recibió el Kennedy Center Honors y se emitió por televisión la telemovie “Gypsy” con Bette Midler, posiblemente la mejor adaptación junto con “West Side Story” de un trabajo de Sondheim a un medio cinematográfico, donde curiosamente no se encargó de la música de ninguno de los proyectos y que han resistido perfectamente el paso del tiempo.

PASSION fue el nuevo musical de Sondheim basado en “Pasione d’amore” película de Ettore Scola, que de nuevo dirigió James Lapine y se estrenó en 1994, proporcionándole de nuevo el Tony a la mejor partitura original en un musical.



El Lincoln Center anunció en 1995 haber encomendado una obra de teatro de texto a Sondheim y John Weidman con el título de “Wise guys”, que finalmente se estrenó en California como “The doctor’s out” y llegó a Broadway en 1996 como “Getting away with murder” debiendo cerrar tras 16 funciones.

SATURDAY NIGHT uno de las primeros musicales de Stephen, vio la luz en 1997, cuarenta años después de haber sido escrito, al estrenarse por una temporada limitada en el Bridewell Theatre de Londres y se transfirió a Broadway la misma versión en el año 2000.

   Con Bernadette Peters & Mandy Patinkin preparando "Sunday in the park with George" en 1984


BOUNCE es el último musical de Stephen Sondheim estrenado en Broadway, tras más de 9 años sin ningún trabajo nuevo de Sondheim. Se dijo que lo estrenarían Nathan Lane y Victor Garber dirigidos por Sam Mendes, aunque al final fue Hal Prince el director, tras más de 20 años sin haber trabajado juntos, convirtiéndose en un fracaso. En el año 2008 se anunció el estreno de ROAD SHOW, que era una revisión de “Bounce”, ahora dirigida por John Doyle, que volvió a pinchar, aún así en el 2011 el mismo Doyle volvió a dirigir otra nueva versión del mismo musical en la Menier Chocolate Factory, que siguió siendo un fracaso.

Una revisión hecha por Nathan Lane del musical THE FROGS, con nuevas canciones de Sondheim se estrenó el 2004 en el Lincoln Center de New York. En el año 2008 se le concedió el octavo Premio Tony. En esta ocasión por una toda vida dedicada al teatro. Sus obras siguen reponiéndose en todo el mundo por temporadas limitadas y algunos de sus musicales como "Sweeney Todd" o "Into the woods" han sido llevados al cine.


Antes de fallecer el 26 de Noviembre del 2021 se decia tenía muy adelantado un nuevo musical en el que lleva trabajando varios años, basado en un guión de David Ives ("La Venus de las pieles"), que lleva el título provisional de "BUÑUEL" ya que une dos películas de la etapa surrealista del director español Luis Buñuel, concretamente "El discreto encanto de la burguesía" y "El ángel exterminador", de las que hasta ahora sólo se ha hecho una lectura parcial el pasado Agosto de 2016, en la que intervinieron Norm Lewis, Shuler Hensley, Sierra Boggess, Nancy Opel y Marc Kudisch, del que ya tenía el primer acto terminado y esperaba tener a punto el musical para poder estrenarse en algún teatro del off Broadway en 2017.