Conociendo Musicales SOME LIKE IT HOT

 

SOME LIKE IT HOT, Broadway 2022

La excelente película “UNA EVA Y DOS ADANES” con guion y dirección de Billy Wilder está considerada una de las mejores comedias de la historia del cine. 

Jack Lemmon y Tony Curtis tratan de esconderse de unos mafiosos que quieren acabar con ellos, ya que han sido testigos involuntarios de un asesinato. 

La pareja de músicos entran disfrazados de mujeres en una orquesta de señoritas, donde Marilyn Monroe es la vocalista y las situaciones cómicas se van a multiplicar por segundos.

Como otros guiones de Billy Wilder, este también fue llevado al terreno musical con el título de “SUGAR“, que es el nombre del personaje que interpretaba Marilyn. 

La música es de Jule Styne, letras de Bob Merrill y libreto de Peter Stone. 

Estrenado en Broadway en 1972 fue nominado a cuatro Tonys y se ha podido ver en países como Méjico, Argentina o España, pero ahora otra producción musical con su título original se estrenó en Broadway en 2022, TOTALMENTE DISTINTA.

Nueva partitura de Marc Shaiman, letras de Scott Wittman y Marc Shaiman, autores de musicales como “Hairspray” o de las canciones para la serie de televisión “Smash“. 

El coreógrafo y director es Casey Nicholaw, nominado a varios Tonys por sus musicales “The Drowsy Chaperone“, “Something Rotten” o “The Book of Mormon“.

Ni que decir tiene que con esas credenciales el éxito es claro. 

Las criticas han funcionado muy bien desde su estreno en el Shubert Theatre de Broadway en Diciembre de 2022. 

La partitura es completamente nueva a excepción del tema “Let’s be bad”, que los compositores escribieron para el musical “Smash”, centrado en un musical sobre Marilyn Monroe y los autores encontraron que era un guiño perfecto para los amantes de la serie y con alguna variación en la letra encaja como un guante.

El nuevo libreto ha sido escrito por Matthew López y Amber Ruffin y no diré que mejora el argumento original, que en su día ya fue muy atrevido, pero sí que dignifica a los personajes y lo que en 1960 se podía decir recurriendo al humor, ahora van un paso más allá para contar lo mismo desde la aceptación y el respeto por las personas y su inclinación sexual. 

No es que hayan hecho un versión dramática de la historia en absoluto, porque sigue siendo diferente pero divertidísima.

Todo el reparto está espectacular. Christian Borle (Joe/Josephine), interpretando el papel que en la película hacía Tony Curtis, está en ocasiones más cerca de la Daphne de Jack Lemmon y J. Harrison Ghee (Jerry/Daphne), es mucho menos payaso que Lemmon. 

Adrianna Hicks (Sugar), cantante morena  muy lejos de la rubia voluptuosa  Marilyn. Resumiendo, han huido de hacer una copia de la película y se nota y agradece al mismo tiempo.

Kevin del Aguila (Osgood Fielding III), es un acierto de personaje, mucho más divertido y tierno que el del millonario de la película. 

Natasha Ivette Williams (Sweet Sue), es la directora de la banda, con más presencia en el argumento y un par de canclones que arranca las ovaciones del publico. Los números corales como lo duos o duelos entre los protagonistas son de esos que ponen al público en pie.

Adam Heller (Agent Mulligan), Mark Lotito (Spats Colombo), Tynia René Brandon (Dolores) y Angie Schworer (Minnie) completan un reparto de hasta 28 actores, cantantes y bailarines, ademá de los músicos. 

La partitura es un regalo con potentes temas para big band, en los que pueden lucirse los cantantes. Casey Nicholaw, director y coreógrafo juega muy bien los números de baile con aciertos como que las alocadas persecuciones sean en plan vodevil con puertas que se abren y cierran a trepidante ritmo de tap.

Un perla en la cartelera de Broadway ganadora del Grammy 2024 a Mejor Álbum de Teatro Musical.

MÚSICA: Marc Shaiman
LETRAS: Scott Wittman y Marc Shaiman