Conociendo Musicales & JULIET

 

& JULIET

& JULIET es un musical que nos devuelve a los tiempos de Shakespeare cuando está a punto de estrenar su obra “ROMEO Y JULIETA” y acude su mujer que no está nada contenta con el final -otra vez trágico- de las obras de su marido y le dice que ese final es una mierda y propone cambiarlo haciendo que cuando la heroína levante la daga para darse muerte, decida seguir adelante con su vida y huir a París con sus mejores amigas a vivir un torbellino de romance y autodescubrimiento, como la adolescente normal que es.

La obra tiene un libreto de David West Read, coreografía de Jennifer Weber y diseño escénico de Soutra Gilmour, con dirección de Luke Sheppard. Las canciones son temas de Max Martin que llevaron al éxito conocidos cantantes y grupos como “Baby One More Time” (Britney Spears), “Everybody” (Backstreet Boys), “Can’t Feel My Face” (The Weeknd) o “Love Me like You Do” (Ellie Goulding), orquestadas por Bill Sherman.La obra se estreno en el Manchester Opera House el 10 Septiembre de 2019 de donde pasó al Shafstbury Theatre de Londres donde bajó el telón por última vez el 25 de Marzo de 2023. En el reparto del estreno estuvieron Miriam-Teak Lee (Juliet), Oliver Tompsett (Shakespeare), Cassidy Janson (Anne), Melanie La Barrie (la nodriza), Atun Blair-Mangat (May), David Bedella (Lance), Jordan Luke Gage (Romeo) y Tim Mahendran (François), acompañadas por más de 30 intérpretes.

Lo original del musical está en la habilidad del libretista para arremeter con un clásico de Shakespeare, fantaseando con que su mujer le cuestione los planteamientos machistas de sus obras y toma la pluma para darle otra visión más festiva e igualitaria entre sexos, pero Shakespeare no se resigna a que le cambie su argumento y va incorporando escenas a las escritas por su mujer, en un duelo creativo que terminará de forma diferente la historia que conocemos de los amantes de Verona.

Por supuesto que la parte musical arranca las carcajadas del público cuando reconocen las primeras notas de muchas de las conocidas canciones que son intercaladas y justificadas por la acción, que en algunos momentos se convierten en una fiesta en el patio de butacas, con el público jaleando y acompañando con palmas las mismas como si estuviésemos en un concierto.

Ni que decir tiene que las voces y coreografías son la base del musical que consigue lo que pretende, hacer pasar un rato divertido con este jukebox. Además cuenta con elementos impensables para la época como que una mujer pudiera escribir una obra o cuestionase las decisiones del marido y hasta se habla de la discriminación de géneros introduciendo un personaje transexual.En fin, un batiburrillo de ideas, que a pesar de lo que a simple vista pueda parecer, funciona muy bien en escena.

MÚSICA Y LETRAS: Max Martin