Hace 36 años se estrenaba EVA, El Gran Musical Argentno de Nacha Guevara




AUTORÍA: Pedro Orgambide y Nacha Guevara
LETRA DE CANCIONES: Pedro Orgambide
COMPOSICIÓN: Alberto Favero

ELENCO: Nacha Guevara - Raúl Rossi - Sandra Brandauer - Adriana Aizenberg - Rodolfo Valss - Juan Pereyra - Hugo Gómez - Beatriz Damonte - Marisa Gerardi - Mariana Cardenas - Roberto Blanzaco

MÚSICOS: Nélida E. Favero (Teclados) - José L. Asaresi (Guitarra eléctrica y percusión) - Marcelo F. Cinalli (Batería)

COREOGRAFÍA: Leonor Costanzo
ESCENOGRAFÍA: Juan Lepes
VESTUARIO: Gioia Fiorentino
DISEÑO DE LUCES: Ariel del Mastro y Nacha Guevara
DISEÑO DE SONIDO: Gastón Briski
JEFA DE PRODUCCIÓN: Susana Zarate
DIRECCIÓN DE ORQUESTA: Alberto Favero
DIRECCIÓN MUSICAL: Alberto Favero
PUESTA EN ESCENA Y DIRECCIÓN: Nacha Guevara


Eva, el gran musical argentino es una producción dirigida por Nacha Guevara, escrita por Pedro Orgambide y musicalizada por Alberto Favero.

Compuesto en 1986, el espectáculo regresó a los escenarios 22 años después con mayor producción, siendo estrenado en el Teatro Argentino de La Plata.

El musical se estrenó el 07 de Mayo de 1986 en el Teatro Maipo, donde estuvo ocho meses en cartel. la gestación del musical es el fruto de siete años de trabajo conmunado entre los autores.



Durante este tiempo tuvieron oportunidad de hablar con los compositores Harold Prince (director de la apócrifa Evita), Andrew Lloyd Webber y Tim Rice, así como con varios personajes relacionados con el peronismo.

Estos encuentros los nutrieron de historias, anécdotas y radiografías íntimas de Eva Perón.

La voluntad de los autores era presentar un "personaje en forma objetiva, humana, sin demonizarla ni endiosarla".

La obra, que interpretó también en 2008, cuenta la vida de esta figura histórica desde su llegada a Buenos Aires, en enero de 1934, su ascenso al poder y luego su temprana muerte a los 33 años.




Cuenta Nacha sobre el musical y Eva Perón

Investigué mucho, fueron siete años de trabajo para escribirla con Ongarbide y con Favero. Se escribió en el exilio, lo cual le dio una mirada muy amorosa pero también más distanciada, muy libre sin ningún compromiso. Fue una obra realmente artística porque no teníamos ninguna posibilidad de estrenarla. Fue sin prejuicio alguno, que es como debería trabajar el artista, sin buscar el resultado. Héctor Cámpora nos ayudó mucho porque él trabajó con ella. Además muchos colaboradores nos tiraban anécdotas. Más que el cuento político, que eso lo sacás de los medios, nos interesaban las cosas cotidianas que es lo que hace a un personaje un ser humano, sus debilidades, su sentido del humor.

Lo que me sigue deslumbrando es la curva de su vida. Llega a Buenos Aires, a la terminal de Retiro, en el ´34 siendo mujer con una valijita y 10 años más tarde es una primera dama. Ahí hay algo que es extraordinario de por sí, que no parece real. Y ella llegó a ser una mujer súper poderosa y a morir en una edad clave, en la cima de su energía, belleza, poderío y capacidad. Es una historia que para contarla es dramáticamente perfecta.

Ella era muy real porque era tan sin filtro, tan brutalmente sincera, tan áspera en ciertos aspectos. El mito se hizo a partir de ahí, pero ella no fabricó un mito angelical, es una mujer fuerte que si tenía que ser vengativa, era vengativa, una mujer que no le temía a la crítica, que salía a pelearla, no hay mucho lugar para la leyenda, eso es lo que había.

Es tan fuerte su figura que toda mujer sea en la política o en lo que sea tiene su influencia. Ella ha sido muy poderosa en cómo se comunicaba, en sus actitudes. El fantasma de ella está ahí atrás, pero esos son fenómenos únicos y uno nunca sabe cuándo volverán a pasar y cuántas cosas tuvieron que suceder para que ella sucediera, toda vida es única.
1 vez compartido
Me gusta
Comentar
Compartir

Comentarios