Musicales Baires

Crítica Musicales BAires "KINKYMANIA STREAMING" Dente - Otero - Scaglione




Mientras esperamos ansiosos la reapertura de los teatros con las medidas de la “nueva normalidad”, los artistas exprimen su creatividad y reinventan espacios y formatos para lograr por fin acercarnos nuevamente su arte.

Magia y talento fue lo que ofrecieron anoche desde el escenario del Teatro Picadero, Fer Dente, muy cómodo en su rol de anfitrión, junto a las bellas y sólidas Flor Otero y Josefina Scaglione, acompañados en el piano por la versatilidad de su director musical, Gaspar Scabuzzo, y la ajustada dirección de Ricky Pashkus.

Con la temática de “Clásicos y modernos”, al estilo de un café concert “con distanciamiento social” pero con mucha calidez, los tres fueron compartiendo hitos entrañables de sus carreras. Inició Dente con un tema de “Despertar de primavera”, obra ya casi de culto de la que se cumplen diez años y en la que compartieron protagonismo Dente y Otero. 

Recordando aquella experiencia juntos, revisitaron magistralmente varios temas de este musical (“Madre”, “La voz de tu cuerpo”, “Left Behind”, “Jodido estás”) desde la perspectiva de los años transcurridos y de cómo marcó esta obra su vida y su carrera.

Con Josefina Scaglione, igual de cómoda y desestructurada sobre el escenario, Dente recordó sus dos meses compartidos en Hairspray, antes de que Josefina dejara la obra convocada para representar en Broadway a María, en “West Side Story”, que le valió una nominación al Tony. En homenaje y recuerdo a esa época, interpretaron juntos “Somewhere/Tonight” de “West Side Story” y el bellísimo medley “Elephant love”, de “Moulin Rouge”.

Además de los temas compartidos, cada uno tuvo su momento para brillar y volver a mostrar la genialidad de su expresividad, los matices y fuerza de sus maravillosas voces y su enorme talento. Así pasaron joyas como “Somewhere over the rainbow” y “Flowers”, del musical “Hadestown”, en la voz de Flor y una muy sugestiva versión propia de Josefina en castellano e inglés de “She used to be mine”, de Camarera, que acompañó con su guitarra.

Cerró el espectáculo el joven talentoso Ale Zaga, surgido de una nueva propuesta de Ricky Pashkus y Fer Dente para descubrir y dar oportunidades a nuevos talentos de entre 18 y 30 años. Fabulosa su interpretación de “On the street where she lives”, de “My Fair Lady”.

Un espectáculo precioso, íntimo, entre amigos, con muy buen timing y muy buen sonido. Paradójicamente, una puesta como de entrecasa, lo que le agregó frescura y calidez a una selección entrañable de clásicos del musical en la voz de excelentes intérpretes.

Uno de los desafíos más complejos del streaming es la conectividad, un tema muy difícil de resolver ya que depende no solo de la amplitud de banda de la transmisión sino también de la conexión propia de cada hogar. En mi caso, se me entrecortaba la señal, por eso destaco especialmente la acertadísima decisión de dejar la obra disponible por 24 hs, para revivirla y disfrutarla plenamente y sin cortes. Un gran acierto realmente, acorde a los tiempos de reinvención que corren.

Cecilia Vidaurreta