STELLA MARIS FAGGIANO «La nominación a los Premios Hugo lo sentí como un guiño del universo, como si este me dijera: «Animate a seguir por ahí, confía»

En su primer trabajo como directora es una a las Nominadas a Revelación en la 10a Entrega de los Premios Hugo al Teatro Musical, por su trabajo en «A PARTIR DE AHORA», la gran sorpresa del off musical.

Fue parte de las producciones de Despertar de Primavera, Tita, Sweeney Todd, La Naranja Mecánica, Juicio a lo Natural, entre muchas otras.

Uno de los nuevos talentos en la dirección de Teatro Musical, STELLA MARIS FAGGIANO,

 


 

MUSICALES BAIRES – Cómo te llegó el proyecto?

STELLA MARIS FAGGIANO – La propuesta llego a mis manos por medio de Micaela Narodovsky, una de las autoras de la obra.

Ella había sido mi alumna en clases de canto y luego participó  de un taller de creacion Colectiva que realizamos junto a Juan Pablo Schapira. En este taller, los alumnes llevaban material y propuestas que desarrollabamos entre todos, yo dirigía y Juan Pablo musicalizaba.

Meses mas tarde Micaela se acerca a mostarme su primer obra, escrita en co-autoría con Antonella Valese.

En esa charla en donde los tiempos eran acotados, solo leí tres escenas de la obra y escuche 2 o 3 de las canciones de Facundo Galli (las cuales me resultaron bellisimas).

Por aquel momento yo estaba mas abocada a  otros proyectos No artísticos y me pareció un gran desafío reconectarme con lo escénico desde este lugar.

Dije que SI sin haber leído la obra completa y sin conocer al equipo con el que iba a trabajar. Dije que SI porque sencillamente quería asumir el desafío que me traía la dirección. Y finalmente, di el SI sin tener idea de «por donde arrancar».

Así comienza entonces esta historia; un reencuentro de mujeres, una tarde de domingo y un café en una de las esquinas mas transitadas del barrio de Chacarita. Un escenario tan simple y poético  como la historia que estamos contando.

 


 

MB – Cómo lo trabajaste?

STELLA MARIS – Al principio me enfoque en un trabajo de improvisación, a fin de  construir los vínculos entre los personajes.

En una primera etapa: Los personajes eran citados en bares o lugares públicos con  consignas específicas a desarrollar: el personaje salía de la casa del actor y hasta no volver a pisar nuevamente la casa del actor no podía dejar de trabajar esa calidad de energía; de este modo descubrimos mucho del mundo interno de cada rol. Gracias a esto, también creamos una prehistoria que nos aportó sostén emocional para desarrollar una mirada interna de cada personaje a lo largo de la obra.

Con este modo de trabajo, los personajes se insertaban en la sociedad y encarnaban la misma realidad que cualquier persona normal, en la calle, en un bar, en un cine.

Luego hicimos trabajo de búsqueda de nuevos códigos escénicos. Trabajábamos una escena o dos por ensayo y destinábamos gran parte del mismo a explorar las emociones de manera lúdica.

Los entrenamientos fueron muy físicos para los actores, quienes siempre estuvieron disponibles a todas las propuestas.

Nuestros ensayos comenzaron en septiembre y concluyeron en mayo. En el medio nos dimos el permiso de hacer un ensayo abierto para un círculo muy pequeño de  seres queridos y así  escuchar todo lo que tenían para aportar. También habilitamos  una pausa en verano para procesar lo trabajado hasta el momento.

Nos dimos el lujo de ir y volver en la historia algunas veces. Espaciábamos los ensayos para que solo se trabajara una vez por semana y las fichas pudieran caer.

Ni las autoras ni yo estábamos dispuestas a estrenar algo a las apuradas que no nos gustara. Con lo cual puedo decir que los tiempos de este proceso nos permitieron contar la historia que deseábamos contar. Agradezco como se dieron las cosas. Todo fue perfecto para el resultado que abrazamos hoy.

 


 

MB – Cómo se armó el elenco?

STELLA  MARIS – El elenco fue elegido por las autoras (Micaela Narodovski y Antonella Valese).

Yo sabía que iba a trabajar con ellas como integrantes del elenco y que a su vez conocería, en la primer lectura conjunta del material, al resto del elenco.

Me divertía trabajar con un libro ajeno y actores que no conocía. De todos modos jamás acomode la idea que había en mi mente de cada personaje a ningún actor. Ellos traían estas cualidades incorporadas. Cada personaje representa un color dentro de la obra y los actores llegaron solos a esos colores, como si cada rol le estuviera dando a cada actor la posibilidad de constelar algo de su propia vida.

La selección había sido intuitiva y por afinidad. A los actores se les ofreció estar desde este «sentir» de las autoras. No hubo casting. Ellas deseaban contar con actores responsables que supieran cuidar su primer trabajo (su bebe) y creo que resulto ser elenco ideal para esta historia.

Resultado de imagen para A PARTIR DE AHORA FAGGIANO

 

MB – Estas Nominada a Revelación como directora, como se siente en un primer trabajo?

STELLA MARIS – Honestamente no me esperaba estar nominada y mucho menos en esta terna. Fue una gran sorpresa. Me sentí mimada, reconocida y fundamentalmente agradecida.

Mi necesidad de explorar con esta obra fue tan genuina que siento a la nominación como un guiño del universo, como si este me dijera: «Animate a seguir por ahí, confía»

 


 

MB – Como nació tu vocación?

STELLA MARIS – Mi vocación se hizo desear… Mi madre intentó llevarme a talleres de teatro y danza desde chiquita, sin embargo yo era muy vergonzosa.

En aquel momento me gustaba ensayar para los actos de la escuela pero después no quería subirme al escenario.

De adolescente Si me anime a estudiar teatro, con la idea de  acompañar a una amiga del secundario. Pero al año y medio de esa experiencia me encontré con el universo del teatro musical. Sentí que estaba ante las puertas de la máxima expresión: la música, el cuerpo y la palabra juntos, ahí, para mí, en todas sus formas.

Comencé estudiando en la academia Arte Danza, donde aprendí a creer en mi misma gracias a los maestros que me acompañaron.

Por aquel momento también empecé a trabajar en teatro off junto a Nicolas Pérez Costa y a estudiar en Andamio 90 la carrera de Artes Escénicas. Nunca concluí esos estudios, dado que en el «durante» fui tomando toda oportunidad de pisar las tablas que se me presentaba. Podríamos decir que «me hice haciendo y observando el mundo desde adentro y hacia afuera.»

Estudie con muchos maestres, pero mis mejores educadores, sin dudas, fueron el espejo y el tiempo. Con ellos SI que aprendí a pulirme.

Todavía recuerdo cuando decidí que iba a tomarme El Teatro como una forma de vida: No tuve que pelear con un mandato externo… Pero si tuve que trabajar el merecimiento. Me acuerdo que pensaba: «No sé si sirvo para el escenario, pero no puedo hacer otra cosa si reconozco que esto es lo que más libre me hace sentir. Dejar de apostar sería equivalente a negar quien soy»

 


 

MB – Cuál es tu meta?

STELLA MARIS – Mi meta es que el arte pase siempre a través mío. O cerca.

Ser musa y poeta; una comunicadora, una voz, un instrumento.

Ser lo que la sociedad calla y lo que enaltece a la cultura.

Ser genuina, catártica, empática y abrazadora. Ser pueblo y ser todes, en cada obra, en cada texto, cada canción, cada historia.

Ser huella. Ser grito. Ser parte. Ser arte.

Mi meta es ser todo esto… Sin dejar de ser yo misma.

 
 

You must be logged in to post a comment Login