Patrick Laviosa

ENTREVISTA EXCLUSIVA MUSICALES BAIRES
By Daniel Falcone
HOY: PATRICK LAVIOSA – Compositor del musical «EL CABARET DE LOS HOMBRES PERDIDOS» Musicales Baires – ¿Cómo surgió el proyecto?PATRICK LAVIOSA – Yo venía trabajando con Jean-Luc Revol desde 1992, como compositor o como pianista, dependiendo de los espectáculos.
Solíamos dedicarnos a transformar clásicos como operetas, en piezas coloridas y divertidas.
Durante mucho tiempo Jean-Luc tuvo el deseo de crear un espectáculo de un cabaret gay, junto con otros amigos nuestros, como Denis D’Arcangelo, Sinan Bertrand y Alexandre Bonstein.
Jean-Luc acababa de realizar una obra de Christian Siméon (Landru et fantaisies) y amaba su forma de escribir teatro, entonces le pidió que se uniera al equipo.
Así fue como llegué a escribir canciones con Christian. Nos llevamos muy bien juntos y la escritura llevó muy pocos meses y fue bastante fácil para mí, a pesar de que la historia fue modificada varias veces y la última canción fue escrita unos días antes de la noche de estreno.

MB – ¿Imaginaron la repercusión que tuvo y tiene?

Patrick – Cuando uno escribe un espectáculo, siempre esperan que sea un éxito. Pero, volviendo al 2006, sin duda nunca imaginé que algún día cruzaría el océano para ver una versión argentina!.
Es verdad que teníamos esa sensación de que estábamos haciendo algo divertido y además tuvimos el placer de hacerlo con buenos amigos (Alex, Denis y yo hemos sido amigos por 25 años y ya son familia para mí).
Durante los ensayos, recuerdo a Jean-Luc mirando las pelucas, los vestidos, la ropa brillante y diciendo: «¡Oh Dios mío! Este va a ser mi último show!
Nadie va a querer trabajar conmigo otra vez, después de este!”.
Y todos reímos, conscientes de que estábamos haciendo cosas locas (incluyendo un desnudo frontal de Jerome, durante la escena del taxi…).
En París, el espectáculo fue muy bien acogido por el público, pero se mostró sólo por unos meses.
Cuando ganamos dos Premios Molière, todos estábamos gratamente sorprendidos… y el director del teatro lamentaba amargamente habernos expulsado de su teatro un par de semanas antes!

MB – ¿Cuáles son sus próximos proyectos? ¿Hay un nuevo musical de uds.?

Patrick – Aún estamos de gira por toda Francia con Jean-Luc y Denis, como pianista, en un espectáculo musical muy divertido, Les 2 G, artistes de music-hall. También estoy de gira como cantante con el grupo vocal Cinq de Cœur del que soy parte desde hace varios años ya.
Y siempre estoy componiendo, por supuesto.
Entre varios proyectos diferentes, estoy escribiendo la música para un nuevo musical: Triomphe! Le making-of, libro y canciones de Alexandre Bonstein y Sinan Bertrand! Va a ser la cosa más loca que hemos hecho, un musical con todas las ideas más estúpidas que hemos compilado por años.
Algo entre Helzapoppin y The Producers.
Nos estamos divirtiendo mucho al escribirlo, esperamos que la gente también se divierta viéndolo!
Además, Christian y yo tenemos la intención de volver a trabajar juntos en una obra de teatro que empezamos justo después de Le Cabaret des hommes perdus, y nunca terminamos. Cuando lo terminemos, se lo vamos a enviar directamente a nuestros nuevos amigos argentinos, con la esperanza de que lo hagan en un escenario…

MB – ¿Qué les pareció la versión argentina? Hay diferencias con la francesa?

Patrick – Soy un gran fan de la versión porteña por muchas razones.
En primer lugar, el reparto es simplemente fantástico; todos son actores y cantantes increíbles, y por sobre todo, se han identificado fuertemente con los personajes que están personificando. (Una vez que has visto el show, no te puedes imaginar a Roberto Peloni sin lápiz labial!).
El trabajo de adaptación ha sido enorme.
Han cortado grandes secciones del texto, movieron una canción de su lugar original y sustituyeron toda referencia a la ubicación original (New York) por términos generales…
Se podría pensar que estas modificaciones podrían molestar a los autores, pues para nada!!: el resultado es tan fluido y tan evidente que Christian y yo hemos estado encantados y entusiasmados.
Somos padres, felices de ver que los argentinos han cuidado muy bien de nuestro bebé.
El bebé ha crecido y cambiado, pero sigue siendo nuestro bebé, y estamos orgullosos de él, y estamos muy agradecidos con sus «nuevos padres».
Como compositor estoy muy contento, porque la música está mucho más integrada en el juego de lo que solía estar en la versión francesa, gracias a Gaby Goldman, el director musical, quien añadió muchas músicas incidentales inspiradas en los temas principales.
Todos los cambios dentro de los números musicales están justificados.
En su mayoría son cortes y cambios de tempo
Las melodías y las armonías se han respetado estrictamente. (Bueno, en realidad, dos o tres notas de las melodías se han modificado aquí y allá, pero vamos a suponer que no las escuché! – risas) . Por encima de todo, el castellano es un idioma tan musical y rítmico! Cuando uno escucha las canciones, nunca tienes la sensación de que es una traducción. Suena como que fue escrito de esta manera desde el principio.

MB – Cómo fue tu estadía en BAires?

Patrick – Cuando salí de París, estaba muy emocionado de visitar Buenos Aires: la patria de Carlos Gardel y Evita Perón!
Pero honestamente, no tenía ni la más remota idea de cómo era la ciudad realmente, o con lo que me iba a encontrar.
Sin ninguna exageración, mi estancia fue un encanto real. No sólo por todas las bellezas que encontré a través de la ciudad (por cierto, el Museo Nacional de Bellas Artes no tiene nada que envidiar a nuestro Musée d’Orsay!), pero sobre todo por la forma en que me recibieron, y por los encuentros mágicos que tuve con gente muy especial. Gonzalo Castagnino y Omar Calicchio, por encima de todos, se encargaron de mí de una forma increíble.
Gracias a ellos fui a ver obras de teatro todas las noches, y tuve la oportunidad de ver producciones locales (como Manzi, La vida en Orsai o la increíble Bulebú).
Me presentaron a todos sus amigos y rápidamente me hicieron sentir como en familia.
A los pocos días, ya me sentía como en casa en una ciudad en la que debería haber sido un extraño.
Incluso tuve la oportunidad de hablar castellano (gracias, Alejandra Herren, por las clases particulares!). Cuando llegaron los últimos días, empecé a ponerme muy emocional, llorando por todo y por nada… la verdad es que no quería irme!
Fue una estancia corta, pero muy intensa, al igual que una historia de amor de verano. Mi Buenos Aires querido… cuando yo te vuelva a ver…

 

You must be logged in to post a comment Login