JAVIER DELGADO “PayasS.O.S. es un homenaje a los artistas que han sido “desterrados” o llegaron a perder sus vidas por defender su propio arte”.

Fue el director de “El Príncipe de los Puentes” y ahora estrenó “PAYAS.O.S.”  Un artista comprometido con la realidad social que trae nuevos aires al teatro musical nacional.

Conozcamos a JAVIER DELGADO.

 


 

MB – Estrenaste PayaS.O.S.. Contanos el musical.

JAVIER DELGADO – Entre otras cosas importantes el arte educa, informa, emplea, denuncia, propone y busca la inspiración con el fin de elevar el espíritu humano.

Las ideas, el arte y los artistas atraviesan toda realidad social, siendo común denominador y fuente de fuerza para la humanidad en su eterna búsqueda de transcendencia espiritual. Luego existen fuerzas contrarias a esa búsqueda.

Payas.o.s es un homenaje a los artistas que han sido “desterrados” o llegaron a perder sus vidas por defender su propio arte.

Plantea un escenario global sin ideas puras y creativas que pugnen por la dignidad del ser. Propone un mundo donde los espacios, para desarrollar el espíritu humano y encontrar la inspiración, se cierran o desaparecen junto con sus líderes.

Trata de un  universo donde el poder exige abandonar toda búsqueda existencial, a cambio de satisfacer necesidades primarias, que esa misma tiranía provocó.     


 

MB – Cómo nació la idea y como fue el proceso creativo?

JAVIER  – Estaba terminando con la segunda temporada de El Príncipe de los Puentes (mi musical anterior) y un amigo me dijo – “bueno, ahora tenès que hacer algo mas cómico” – ¿Qué querés, que llene el teatro de Payasos? – Le respondí (risas).

Esa idea quedó dando vueltas hasta que veo una entrevista al dueño de una fábrica que debía cerrarla.

Narraba como había despedido a sus empleados mas  históricos, dijo – “No los podés mirar, empezás a llorar vos y los otros. No se dice nada, se los mira, y se entiende”.

Me conmovió profundamente.

Visualicé un mundo sin ideas para el bien común.

En paralelo muchas salas teatrales y espacios culturales corrían el riesgo de no poder mantener sus puertas abiertas.

Me pregunté como seria un mundo sin ideas y sin arte. Ahí nace la idea de un planeta en donde todos sus habitantes son payasos y siendo su mayor fuente de trabajo las fábricas de ideas, un día, por esas cosas del destino, se quedan sin inspiración y en su debilidad el poder de turno se aprovecha con la intención de quedarse con toda la industria del entretenimiento, solo para saciar su ego y ambición.

El número de artistas ambulantes creció abruptamente. Imaginé que pertenecían a esas fábricas de ideas y que habían acordado salir por toda la galaxia a realizar sus rutinas. Al volver juntaban todo lo recaudado para poder seguir resistiendo. Acción que realza el espíritu de cooperativa, ese que existe desde antaño y nunca pierde su fuerza.

Investigué, observé y consulte por dos meses, realicé una columna vertebral de la obra y de ella fui desprendiendo las escenas, imaginando y transmitiendo las ideas para las canciones a Marisa Manoukian, de las coreografías a Julieta Carbonel y de las necesidades clown a Andres Montorfano. Así llegué al primer borrador completo el cual fue corregido unas diez veces aproximadamente antes de comenzar con los ensayos.

Hoy en día sigue abierto para posibles modificaciones, creo que esa constante apertura hace que se mantenga vital. 

La imagen puede contener: 10 personas, personas sonriendo, personas de pie

MB – Cómo llegaste al teatro musical?

JAVIER  – Por la ventana (risas).

En realidad era bastante crítico del género, siendo que en mi adolescencia fue lo primero que escribí.

Al “El Príncipe de los puentes” siempre lo había imaginado como un musical ya que era la forma ideal para contarlo.

Mis flojos fundamentos de crítica hacia el género, después de ver solo algunos, eran los de no ver que se contaran problemáticas sociales de nuestro país. Es por esto que con mucho respeto me anime al género con esa impronta, la de darle voz, a través de un género que ahora me parece muy bello y mágico, a aquellos que mucho no la tienen.

Mostrar realidades que no son abordadas por el género musical profundamente. Insisto, al menos en los que estuve como espectador.


 

MB- Cómo trabajás el tema de la dirección?

JAVIER  – Básicamente armando equipos.

Tratando de conocer mucho a los componentes del elenco. Buscando profundizar en las bases de su propio artista, siempre con la intención de estimular, para que, en muchos casos, cada uno se de cuenta de la verdadera capacidad que intuyo que tiene o de evidenciarle que es lo que entiendo que está dormido y que sería propicio despertar para el proceso.

Cuestionando la obra y el personaje asignado con cada uno de ellos. Tratando de generar vínculos, primero entre los artistas y luego entre los personajes.

Conformando ejercicios que primero experimento y luego los transmito para construir un patrón general de búsqueda, el cual luego ayuda para que cada uno encuentre la propia. Guiándolos, incluso estando al lado en los ensayos, tratando de estar en su aquí y ahora dando consejos de búsqueda interna, lo cual permite un ida y vuelta entre el actor y el director que facilita también la construcción de la puesta.

Haciendo mucho trabajo de mesa para la comprensión de la obra y de cada una de las escenas, explicando, como autor, que fue lo que motivo o inspiró la escritura de cada una de ellas. Otorgando máxima libertad de búsqueda, facilito los momentos para la prueba y error, y terminado el proceso creativo realizo un breve ritual a través del cual le delego al elenco la responsabilidad y libertad de seguir haciendo crecer la obra.


 

MB – Como manejás el tema de la grupalidad?

JAVIER – Poniendo en todas las áreas un mismo objetivo en el cual estar enfocados, ese objetivo no es ni mas ni menos, que la obra. Dejando bien en claro que el logro del mismo se obtiene trabajando en equipo y que cuanto mas se trabaja, mas resultados se logran.

La obra no es del que dirige, sino que es de todos. Trabajo siendo uno mas, alejándome de la “postura” de director sin dejar de serlo.

Como director general, no solo dirijo sino que también colaboro, sin invadir, con cada una de las áreas. Siempre encontré en el hacer, la mejor manera de ser concreto.


 

MB – Como nació tu vocación?

JAVIER  – Siempre fui muy apasionado del cine.

En Arrecifes (ciudad de la que provengo) había uno solo y el valor de la entrada era muy alto para mí.

Un amigo me dijo que si iba al grupo de teatro perteneciente al club donde funcionaba el cine, podía ver películas gratis.

En ese momento era muy tímido, por lo cual le pedí a mi amigo que me perjurara que no hacían nada en las clases, -“no, solo tomamos mate”- dijo.

En la primera clase a la que asisto, la profesora dijo al grupo que para darme la bienvenida, íbamos a improvisar.

Durante esa improvisación nació mi vocación y nunca mas dejé de ejercerla. Tampoco de ajustar la creatividad al presupuesto.  

 

La imagen puede contener: 1 persona, sombrero, lentes de sol y barba

MB- Como ves el teatro Musical Nacional?

JAVIER  – Atravesado por una gran crisis que en muchos casos no permite pensar en producciones de largo plazo o que requieran una gran inversión.

El temor de no llegar a recuperar al menos lo invertido es muy grande.

Por estos tiempos las personas consumen mucho menos entretenimiento y el teatro lógicamente no queda exento de esto.

Por suerte siempre nuestro arte nacional se caracterizó por la gran creatividad y eso permite que se siga produciendo, que se haga mucho con pocos recursos. Eso te hace admirar mas a nuestros artistas, te inspira, te permite seguir y aportar también desde este lado para que todo el teatro en sí, siga de pié. Hay que tener en cuenta que una producción teatral, sin importar si es independiente o no, emplea mucha mano de obra, por eso cuando el espectador abona su entrada, no solo lo hace por el espectáculo, sino por todos los rubros que intervienen en una producción teatral, desde lo mas necesario hasta el pequeño café que se puede tomar en la bar de la esquina esperando a que llegue el horario de la función.         


 

MB- Cual es tu meta?

JAVIER – En conjunto con Fernanada Bertonatti, Nicky Kiss, Walter Valli y Andres Montorfano, creamos un colectivo creativo denominado N5N.

La meta es seguir solidificando dicho proyecto, crear y continuar produciendo diferentes espectáculos. El universo lo dirá.    

You must be logged in to post a comment Login