Historia de Musicales – «KISS ME KATE»

Cole Porter, en 1937 mientras galopaba con unos amigos, sufrió un accidente y le cayó encima el caballo, aplastándole las piernas.

Este hecho marcó el resto de la vida del compositor que se sometió a un sinfín de operaciones, para evitar que le fueran amputadas las piernas, sin conseguirlo.

Su dinámica de trabajo era frenética, pero el éxito pareció abandonarle también y sus espectáculos no tenían la respuesta de público y crítica que había tenido antes del accidente.

En 1948, cuando todos daban por terminada su carrera, Porter escribió la partitura de este musical que se convirtió en su mayor éxito, rebasando las 1000 representaciones.

Kiss me Kate es una comedia de enredo, de relación de pareja que tiene la virtud de contarnos dos historias paralelas, la que viven los protagonistas de la obra, dos actores divorciados que deben seguir trabajando juntos y lidiar con sus sentimientos, mientras representan el último montaje de la compañía en la que trabajan, que no es ni más ni menos que “La fierecilla domada” de Shakespeare, que les obliga a representar escenas de peleas y de amor.

2557ashm_1199_Foreground_Alex_Bourne_and_Hannah_Waddingham_with_Kiss_Me__Kate_Compnay._Kiss_Me__Kate._Photo_by_Catherine_Ashmore._4fe84e1e68ec3

El ingenioso argumento nos hace cómplices a los espectadores del musical de lo que ocurre con el montaje de la obra “La fierecilla domada”, ofreciéndonos teatro dentro del teatro y juega muy bien la forma de hacernos conocedores de lo que ocurre entre bambalinas, disfrutando con todos los malentendidos y situaciones absurdas que suceden de cara al público, para delirio nuestro como espectadores de excepción del musical “Kiss me Kate”, que sabemos alucinará al  público “real” que asista a la función de “La fierecilla domada”, que desconozca lo que ocurre en la “trastienda”.

La idea de teatro dentro del teatro se ha utilizado otras veces, quizá tras “Kiss me Kate”, la más famosa sea la obra teatral “Noises off” estrenada en 1982, reestrenada en multitud de ocasiones  y llevada al cine por Peter Bodganovich como “Qué ruina de función”, con Christopher Reeve, Michael Caine y Carol Burnett en los papeles protagonistas.

tn-500_ks

El argumento de “Kiss me Kate” combina hábilmente los devaneos del mujeriego director teatral con su ex-mujer, a la vez que con una nueva bailarina del espectáculo, que a su vez está enamorada de un jugador empedernido, que firma una deuda de juego con el nombre del director teatral.

Un par de gangsters se presentan en el teatro a cobrar el pagaré al director que no entiende nada pero les sigue la corriente argumentándoles que pensaba pagar, pero no tendrá el dinero porque la primera actriz, su antigua esposa abandona la obra, obligandole a cerrar y devolver el dinero de las entradas vendidas.

Los gangsters obligan a punta de pistola a la actriz para que siga en la función, hasta el extremo de disfrazarse y actuar ellos en la obra, para no perder de vista a la protagonista.

Además de todo esto, la representación de “La fierecilla domada”, sufre toda una serie de alteraciones del guión y diálogos, en función de lo que vive individualmente cada personaje detrás del escenario, que deja completamente descolocado al público que no entiende la versión alterada del clásico de Shakespeare que se le está sirviendo.

Carolee Carmelo es Kate

Si el argumento de por sí ya tenía un montón de gags visuales y giros argumentales divertidos, Cole Porter contribuyó con una partitura espléndida que reunía canciones que se han convertido en clásicos como: “Another opening, another show”, “So in love”, “Wunderbar”, “I hate men”, “Where thine that special face”, “Too darn hot” entre otras, no tan populares pero tremendamente divertidas.

Estrenado en Diciembre de 1948 en Broadway, aguantó en cartel 1.077 funciones.

La obra ha conocido diferentes y variadas revisiones tanto en Londres como en Broadway.

Kiss-Me-Kate-8597_1

Howard Keel y Katheryn Grayson en la versión para el cine

También fue famoso su pase al cine ya que la productora Metro Goldwyn Mayer compró los derechos y la filmó en 3-D, siendo la única película musical filmada en tres dimensiones, si bien al al fracasar el sistema en cines, al poco de su estreno se exhibió en la versión clásica de 2D, pero que sabiéndolo es muy evidente descubrir a Ann Miller arrojando constantemente todo tipo de objetos a pantalla para favorecer el efecto 3D.

La película presentaba algunas diferencias en el guión con respecto al musical teatral, ya que incluso aparecía un actor encarnando a Cole Porter.

Los protagonistas fueron dos figuras del musical de la Metro Goldwyn Mayer, Howard Keel y Kathryn Grayson secundados por Ann Miller, Bobby Van y Bob Fosse,  que se lucieron en las coreografías diseñadas por Hermes Pan, que permitió a Bob Fosse que coreografiase la parte del número en la que él bailaba en la canción “From this moment on”, descubriendo su personalisimo estilo que le haría famoso y animaría a continuar con la coreografia y la dirección, aunque Fosse no apareciese acreditado como coreógrafo en la película.

marin-mazzie-and-brian-stokes-mitchell-1999-kiss-me-kate-revival-1-ss-t75-ct61

Marin Mazzie y Brian Stokes Mitchell

Cole Porter estuvo encantado con la adaptación musical de la película en la que por primera vez, un musical de Broadway pasaba al cine sin suprimir ninguna canción, al contrario, se recuperó “From this moment on”, que se descartó antes de llegar a  Broadway.

Los arreglos musicales y adaptación de los temas se encargaron a André Previn, que ya lo había hecho brillantemente en otros musicales para el cine como “La leyenda de la ciudad sin nombre” (Paint your wagon), “Millie una chica moderna” (Thoroughly Modern Millie), “My fair lady“, “Bells are ringing“, “Gigi” o “Medias de seda” (Silk stockings), mientras que en la versión teatral de 1999 se encargó Paul Gemignani.

El musical conoció un revival en Broadway en 1999 protagonizado por Marin Mazzie y Brian Stokes Mitchell, que fue todo un éxito con cerca de 900 funciones y consiguiendo 5 de los 12 Tony a los que fue nominado, incluyendo el de mejor revival de un musical, mejor actor (Stokes Mitchell), mejores orquestaciones y vestuario. Carolee Carmello y Brent Barrett tomarían el relevo protagonista en Broadway y al traspasar el montaje a Londres sería Rachel York la que interpretaría a Kate.

alastair-muir_2261888b

Hannah Waddingham y Alex Bourne fueron los protagonistas en la versión de Londres del 2012

El verano del 2012 en el Festival de Chichester se estrenó una versión con Hannah Waddingham como Kate y Lili, dirigida por Trevor Nunn, que luego se exportaría al Old Vic de Londres con una cuidadísima puesta en escena y un cuerpo de baile entregado a fondo a unas coreografías que querrías que no terminasen nunca y una partitura bendecida con melodías clásicas como “Another openin’, another show”, románticas como “So in love”, cómicas como “Brass up your Shakespeare”, o enérgicas como “Too darn hot”, que han hecho de este musical una perfecta bomba de relojería.

Tuve la suerte de asistir a la última representación en la que Hannah Waddingham, se arrancó con un “I hate man”, con el que se nos metió a todos en el bolsillo, consiguiendo que en el tema “Where thine that special face”, cantado por el protagonista, ella se convirtiese en la estrella del número, haciendo que la estupenda canción pasase casi desapercibida, con su derreche de muecas y gestos, que secuestraron toda la atención del público. La actriz no bajó la guardia y aún le quedaron recusos para repetir la hazaña en el “Kiss me Kate” de final del primer acto.

tumblr_m6c5ogzOAD1qlpxrc

Nunca había visto algo semejante en un escenario y es difícil de explicar. Lástima que cosas así no se graben para la posteridad y queden como ejemplo para otros actores y es que Nunn supo no sólo potenciar todos los recursos de la actriz, con la que ya había trabajado en “A little night music“, sino que el resto del reparto Alex Bourne, Adam Garcia, Clive Rowe, etc. estuvieron perfectos.

Un teatro lleno hasta la bandera, que al final de la función, con la última nota de la orquesta, nos pusimos a una en pie, aplaudiendo y silbando, rebelándonos a que se retirasen los actores a los camerinos, hasta que ante lo inevitable, resignadamente abandonamos la sala, comentando lo inaudito de que fuese la última función, pero son enigmas que desde mi perspectiva de aficionado, me colocan en otra dimensión, desde la que sigo sin entender tantas cosas.

MÚSICA Y LETRAS: Cole PORTER

 
Puestos a recomendar grabaciones en audio del  grabaciones, de las varias que hay, me quedaría con la de la película y la de Broadway de 1999.

 

En lo referente a las ediciones en video del musical, se publicó en DVD la película con las canciones subtituladas al castellano y también se comercializaron en DVD la grabación en vivo en Londres de la versión teatral de 1999, una completamente subtitulada en castellano y otra sin subtitulos, que circularon con portadas diferentes, por lo que aclaro que la portada que adjunto, es la que SÍ tiene subtitulos en español.
Kate español
En Marzo de 2015 apareció en Blu Ray la edición restaurada de la película en 2D y 3D, pero con las canciones subtituladas sólo en inglés y en coreano y ahí lo dejo.

Termino con un video promocional de la versión teatral del Festival de Chichester

Versión completa del 2014 semiescenificada con la John Wilson Orchestra y en HD

You must be logged in to post a comment Login