Gerónimo Rauch: “El personaje de The Phantom me permite jugar”

 

15/01/2014
El actor argentino protagoniza THE PHANTOM OF THE OPERA, el emblemático musical de Andrew Lloyd Webber, en el Her Majesty’s Theatre del West End londinense desde el pasado 2 de septiembre de 2013.

Gerónimo Rauch veía cumplido uno de sus sueños en junio de 2012 al debutar en el West End dando vida a Jean Valjean en la producción londinense de LES MISÉRABLES, en el Queen’s Theatre. Poco más de un año después, el artista argentino vería hecho realidad otro de sus sueños, siendo escogido para interpretar al protagonista de otro emblemático musical en el West End: THE PHANTOM OF THE OPERA.

 

Geronimo Rauch llegó a España en el 2008 para protagonizar JESUCRISTO SUPERSTAR, después de varios años trabajando en los musicales en su país natal, Argentina, donde además alcanzó la popularidad tras participar en el concurso televisivo ‘PopStar’ y ser uno de los líderes de la banda ‘Mambrú’. En España también trabajó en el musical CHICAGO; y originó el personaje de Jean Valjean en LOS MISERABLES, representándolo en Madrid y posteriormente en Barcelona. Fue este personaje el que le facilitó el salto al West End, donde Gerónimo admite haber sido recibido excepcionalmente.

El éxito, las excelentes criticas recibidas y la aclamación de los espectadores no ha hecho que Gerónimo deje de pisar con los dos pies en el suelo. Es plenamente consciente del valor del público en su profesión y no deja de agradecer función tras función su presencia y sus aplausos con humildad.

El artista internacional nos recibe, transmitiendo gran felicidad e ilusión, en el imponente camerino principal del Her Majesty’s Theatre de Londres y hace una valoración de este año y medio en Londres, desvelándonos además algunos de sus proyectos…

HA PASADO UN AÑO Y MEDIO DESDE TU LLEGADA A LONDRES, ¿QUÉ VALORACIÓN HARÍAS DE ESTOS MESES?
Una maravilla. Artísticamente ha sido un crecimiento constante. Al principio a uno le cuesta un poco entrar en la manera en la que se trabaja aquí. Comparado a como trabajamos en España o en Argentina, aquí en Londres se lo toman todo “muy en serio”. En el sentido que, por ejemplo, los directores ingleses cuando montábamos el espectáculo en España, no podían entender que a las 10h todo el mundo no estuviera allí y se empezara a las 10.45h a ensayar de verdad. Aquí tienes que llegar calentado, con la voz preparada… y a las 9.55h ya están todos en sus puestos. Es una disciplina que yo la comparo con el horario de una oficina. Está todo muy estructurado, lo que para muchas cosas es maravilloso, pero para otras piensas “¿de verdad hay que hacer esto?”
Después, a nivel artístico, he tenido la suerte de compartir el escenario con gente increíble. El cambio a El Fantasma fue algo que principalmente yo necesitaba como artista para volver a crear algo y vivir el proceso de ensayos.
¡No me puedo quejar! Lo disfruto muchísimo. Los dos personajes fueron y son maravillosos en mi vida y, parece que les está gustando.

¿CÓMO TE LLEGÓ LA PROPUESTA DE PROTAGONIZAR ‘THE PHANTOM OF THE OPERA’?
No llega la propuesta, uno la tiene que ir buscando. Por suerte los jefes de los dos espectáculos son los mismos; y les hice llegar la voz de que me gustaría audicionar para El Fantasma. El mensaje les llegó y tuve que pasar el proceso igual que todo el mundo. Lo que sí que buscan en El Fantasma es que la persona ya tenga bagaje, que haya hecho algo. Siempre son audiciones privadas. Pasé tres audiciones con ensayos y trabajando con el director y con el director musical, que te preparan para la audición delante de Cameron (Mackintosh) que es quien decide.
Luego me llegó la propuesta. Pero me llegó muy tarde, porque yo ya estaba en el nuevo contrato de Valjean. En realidad estaban esperando para ver si el chico que era mi alternante en LES MISÉRABLES se podía quedar de titular. Y finalmente sí, y yo me pude venir acá.

¿CÓMO ESTÁ RESULTANDO LA EXPERIENCIA TRAS LA MÁSCARA?
¡Es mucho mejor de lo que yo pensaba! Cuando vi el espectáculo hace año y medio me pareció como “anticuado” pero el personaje del Fantasma me parecía brillante. Después, al estar aquí, me di cuenta de que ellos “lo anticuado” lo hacen a propósito. Quieren trasladarte al pasado. Por eso seguís viendo a los técnicos moviendo las cosas, porque quieren que veas un teatro de hace cien años. Como espectador, estás muy acostumbrado a las cosas nuevas y cuando vi THE PHANTOM OF THE OPERA después de diez años dije “uff”… Pero ahora lo entiendo y me parece brillante! Si pasas por debajo del escenario ves todas las poleas para poder levantar los candelabros. Tenemos el equipo técnico más grande del West End. En total son 100 personas en cada función… Es increíble!
El personaje me permite jugar. Nadie ve a Gerónimo. Estoy tan camuflado que ni yo mismo me veo. Depende del estado de ánimo que tenga, el personaje puede ser macabro, totalmente bondadoso… Todos los días juego distinto… Las Christine también me inspiran mucho juego. Tener esta libertad de acción es muy agradecido. Evidentemente la puesta de escena y mis recorridos se tienen que respetar, pero las intenciones… Yo pensé que iba a ser mucho más estricto, pero no, me dejaron hacer y las cosas que funcionaban las dejamos. Aún y así tengo notas todos los días, los directores son muy puntillosos… El tema principal es “Music of the Night”. Hay que clavarlo. Pero realmente ésta es la única forma de mantener un espectáculo al nivel que tiene que estar. Siempre estamos limpiando detalles y probando cosas nuevas.

¿ES MUY DIFERENTE ACTUAR AL LADO DE UNA U OTRA CHRISTINE?
Sí. Cada una tiene su verdad. Es muy difícil, por ejemplo, comparar a Ignasi Vidal con Tam Mutu. Cada uno te daba una cosa. Cada uno tiene su energía, su verdad. Tenemos una química diferente con cada uno… Y con las Christine me pasa lo mismo. Ellas son distintas. Una es morena y otra es rubia, una tiene cara angelical y es bajita, y la otra es más fuerte y más terrenal… Entonces las reacciones mías van a ser distintas… Una me enfrenta desde la pasión y la otra desde la fragilidad… Es diferente!

¿FUE MUY COMPLICADO ENFRENTARTE AL CAMBIO DE PERSONAJE, DE VALJEAN A PHANTOM?
Generalmente siempre hago una investigación antes de empezar un personaje pero, por suerte, aquí no pude hacerla. Porque no quería parecerme a nadie, no quería inventarme una idea de personaje, meterme en un concepto de Fantasma y que el director me dijera “borra eso”. Y fue genial porque estaba vacío y el director me daba información y fue mas fácil absorberlo todo. Después empecé a leer unos pasajes, a ambientarme un poco más. Hay muchas preguntas sin responder en el accionar de El Fantasma. No está todo en el libro, así que te las creas tú mismo. Yo me inventé cosas para encontrar las respuestas. Fue un proceso orgánico. Quitarme a Valjean de mi lenguaje físico era lo más difícil porque llevaba tres años siendo “robusto” y ahora soy “elegante”. Así que lo más difícil ha sido el lenguaje corporal.
Por otro lado, éste fue el proceso de ensayos más solitario de mi vida. Tan sólo trabajé de vez en cuando con Christine. Creo que puede llegar a ser a propósito porque el personaje es muy solitario! Los compañeros de elenco tienen que venir a saludarme porque, si no, ¡no les veo! Me puedo pasar meses sin ver a nadie de la compañía porque mi camino hace que no me cruce con nadie. Por suerte tengo a mi equipo de maquillaje y vestuario que me cuidan!

¿QUÉ CREES QUE TIENE ‘THE PHANTOM OF THE OPERA’ PARA SEGUIR CAUTIVANDO AL PÚBLICO TRAS 25 AÑOS EN CARTEL?
Tiene magia. Es un espectáculo muy lindo de ver. La música es increíble… y no sé qué más puede tener… ¡Es increíble! Porque en LES MISÉRABLES el libro de Victor Hugo es un factor importantísimo. Acá creo que también todos somos un poco fantasmas, todos fuimos alguna vez rechazados por alguien…Tanto con LES MISÉRABLES como acá la gente se siente identificada con los personajes. Y creo también que estas obras pasan a ser algo “obligatorio” de ver, como un museo, como visitar el London Eye. La gente tiene que pasar a ver LES MISÉRABLES o THE PHANTOM OF THE OPERA. Esto es lo que pasará también, o está pasando ya, con EL REY LEÓN en Madrid. Si vas a la ciudad tienes que ver ese espectáculo. Son estas cosas que se generan en el inconsciente y que la gente tiene que ver.
Viene gente de todo el mundo a ver THE PHANTOM, es impresionante. Tengo una fan, una chica japonesa que vino a mi última función de Valjean y al estreno de Fantasma… Viene y se va desde Japón sólo para eso…

¿Y QUÉ SIENTES ANTE ESTE AFECTO?
Soy muy agradecido. Estar aquí te abre un poco al mundo. Gracias a todas estas personas hacemos lo que hacemos. Yo, en el saludo final de cada función, siempre digo “thank you, thank you” y los que están al lado mío se ríen, pero siempre lo tengo que agradecer. Acá no entienden lo que es una sala vacía, no entienden lo que es salir a remar en un teatro en el que tienes 200 personas y la mitad fue invitada porque había que intentar llenar la sala… Yo viví estas experiencias, pero creo que el 90% de las personas que están acá no las vivieron nunca. Así que yo lo agradezco siempre.

¿CADA NOCHE TENÉIS OVACION EN PIE TRAS LA FUNCIÓN?
¡No! ¡Son más duros acá! En LES MISÉRABLES sí… Creo que tiene que ver con la energía del saludo final. Éste es más protocolario y en LES MISÉRABLES salimos corriendo hacia el público con energía, como diciendo “ya se terminó el drama”. Acá es “somos El Fantasma de la Opera”… Entonces cuesta más. Aunque en estas fiestas sí. Teníamos al público que había comprado las entradas hacía seis meses y estaba esperando con ansia ver el espectáculo, y es mucho más eufórico. Pero entre semana o en las matinales, son más serios.

¿QUÉ TE APORTÓ VALJEAN Y AHORA QUÉ ESTÁS DESCUBRIENDO CON EL FANTASMA?
Me estoy dando cuenta que estoy un poquito más loco de lo que pensaba. Valjean me dio el crecimiento artístico en el momento perfecto. Soñaba con un escalón más en mi carrera y Valjean me lo dio. El Fantasma me puso un segundo desafío en la vida en un país donde se habla otro idioma que no es el mío. Y la verdad es que es mucho esfuerzo el que tuve que hacer para estar acá. A veces no me lo puedo creer. Sigo estudiando inglés, tengo mi coach… Y mi siguiente meta sería hacer teatro de texto acá, pero lo veo muy difícil, porque tengo un “acentazo”… El Fantasma me ha permitido volver a jugar, sentirme libre, creativo…

NO HAS DEJADO DE CUMPLIR SUEÑOS EN ESTOS AÑOS: HACER JESUCRISTO EN ESPAÑA, VALJEAN EN ESPAÑA Y LONDRES, Y AHORA EL PHANTOM EN LONDRES… ¿EL PRÓXIMO ES HACER TEATRO DE TEXTO AQUÍ? ¿O DAR EL SALTO A BROADWAY?
No lo sé. En algún momento dices “¿vas a pedir algo más?” Sí que me encantaría ir a Broadway, no sé cómo ni cuando. Nadie me ha dicho nada. Sigue siendo un sueño. Cuando me decían “tu siguiente paso es el West End”, yo ya sabía que sí que lo sería. Lo supe muy pronto, pero no lo podía decir, porque no tenía ninguna confirmación… En cambio con Broadway nunca se ha hablado nada. No tengo ninguna pista… Sí quiero afianzar mi carrera aquí. Y quiero grabar un disco…

¿UN DISCO DE CANCIONES PROPIAS, DE CANCIONES DE MUSICALES?
Un disco con clase. Esa sería la forma de definirlo. Voy a poner canciones de musicales, porque creo que el público que tengo es de musicales y creo que puedo hacer algunas versiones interesantes, pero la idea es traer también canciones originales, y algunas covers de otros géneros a mi estilo… y  estamos ahí, buscando apoyo.

LOS ACTORES DE MUSICALES EN EL WEST END PARTICIPAN EN DIVERSIDAD DE CONCIERTOS BENÉFICOS. TÚ HAS PARTICIPADO EN ALGUNOS DE ELLOS, ¿CÓMO TE HAS INTEGRADO?
Hay mucha conciencia de “charities”. Funcionan muy bien como sociedad en este país, todo el tiempo hacen cosas para ayudar al resto. Yo participé en tres conciertos, y algún día haré mi propio concierto. Estoy verde todavía pero ya tengo un pequeño equipo trabajando para esto. Estoy escribiendo… Ahora falta llevar el proyecto a alguien… Lo lanzo al universo!

¿Y EL PÚBLICO ESPAÑOL TE VOLVERÁ A VER EN SUS ESCENARIOS?
No puedo confirmar nada pero seguramente sí. De concierto, algo puntual. Hasta agosto estaré aquí, así que solo puedo ir, hacer algo rápido y volver. España es mi casa y quiero volver a hacer algo y a respirar un poco de clima mediterráneo.

Gerónimo Rauch (The Phantom) junto a Sofia Escobar (Christine) en una escena de THE PHANTOM OF THE OPERA

Compartir noticiaCompartir en FacebookCompartir en Google BookmarksCompartir en YahooGuardar en DeliciousCompartir en FresquiEnviar a MeneameEnviar a DiggCompartir en MySpaceCompartir en Reporter MSN

 

You must be logged in to post a comment Login