FRAN FOSSA Un argentino en la producción chilena de Billy Elliot

Musicales BAires – Sos parte de Billy Elliot Chile. Contanos del proyecto:

FRAN FOSSA – Billy Elliot llega a Chile de la mano de Luis Fierro Producciones (Annie, Mamma Mia, La Novicia Rebelde).

Tras la producción de los dos primeros  títulos realizados por esta empresa, se genera una relación muy cercana con MTI (Music Theatre International) agencia neoyorkina que gestiona y administra grandes títulos de teatro musical.

A través de ellos, se solicita la licencia para que Billy Elliot fuese traída a Chile. De esta forma, la productora chilena, toma su más grande desafío hasta el momento, haciéndose cargo de los derechos del musical inglés. Esto significó una inversión y trabajo de preparación mayor al de todos los proyectos anteriores, destacándose como uno de los proyectos de teatro musical más grandes de todo Chile.


 

MB – Cómo llegaste a ser parte del Musical?

FRAN – Desde mediados del 2018 el rumor de que esta mega obra llegaría a Chile era bastante concreto.

Comenzaron a convocar a los niños y niñas, luego las audiciones para los roles protagónicos, pero del elenco masculino de mineros no se sabía nada.

Yo me encontraba de vacaciones en Capilla del Monte. Esperaba con muchas ansias que esta información saliera a la luz cuando ya estuviese de regreso en Santiago para poder postular. De forma paralela habían empezado las convocatorias para la versión local de “…y un dia Nico se fue” de Osvaldo Bazán, me seleccionan y al poco tiempo de empezar con los ensayos se hace pública la información para la audición de Billy.

Por suerte no me coincidian fechas,  podría hacerlo sin problema. Así fue que tras una audición bastante intensa (en la que principalmente se evaluaron voces, coreografía y conocimientos en Tap) quede seleccionado para formar parte del ensamble de la obra.

A lo largo del proceso  de ensayos me eligieron como cover del personaje de Mr. Braithwait, el pianista. Poco tiempo antes del estreno, Gustavo Becerra, quien era titular de este rol, sufre de una lesión en su tobillo, por lo que le imposibilita desarrollarlo, dándome lugar a personificar oficialmente al pianista durante todas las funciones. 

Un verdadero desafío que pude lograr gracias a todo el apoyo de dirección y cada uno de los coachs a cargo. Durante la obra, en las escenas que no aparece Mr Braithwait,  estoy presente como parte del pueblo de Easintong y hasta bailo dentro de uno de los vestidos del icónico cuadro “Expressing Yourself”.

La imagen puede contener: 3 personas, incluido Fran Fossa, personas sonriendo, barba

MB – Son Solo 11 funciones? Cuanto tiempo duraron los ensayos?

FRAN – En un principio la temporada constaba de 11 funciones, pero hace pocos días se confirmó que continuamos hasta el 10 de noviembre.

Los ensayos duraron tres meses y medio. Fue un proceso bastante intenso. Es una obra que dura casi tres horas. Tiene números musicales muy exigentes y por sobre todo: detallistas. También escenas dramáticas muy profundas desde lo emocional, sin dejar de lado la importancia que tiene cada una de las canciones. La fuerza de los corales son un referente directo de la convicción del pueblo de esta historia, su protesta y ganas de querer ser parte de una revolución.

Cabe destacar  que todo el elenco infantil (Sobre todo los niños que interpretan a Billy Elliot o a Michael Caffrey, mejor amigo del protagonista) están siendo entrenados en las distintas disciplinas que aborda el musical, desde fines del 2018.


 

MB – Participaste de Musicales en BAires?

FRAN – No tuve la oportunidad de participar en ningún Musical en Argentina.

Vivi desde chico en Capilla del monte, Córdoba, donde estudié danza durante muchos años. Cuando termine el secundario gane una beca para estudiar en Reina Reech. A menos de dos años de estar cursando la carrera, tomé la decisión de mudarme a Chile donde vivo desde hace casi 8 años. Aquí pude comenzar a cursar una carrera de cero y empezar a moverme con más amplitud en el plano profesional.

La imagen puede contener: 12 personas, personas de pie

MB – Podes hacer una comparación entre los dos países en materia de Teatro Musical?

FRAN – Argentina, afortunadamente, es un país que tiene una gran historia en materia de musicales. Excelentes producciones y con ellas aparecen grandes profesionales como Ricky Pashkus, Pepe Cibrian o Gustavo Wons solo por nombrar algunos.

A su vez, Argentina se posiciona como un país productor de musicales reconocido a nivel internacional. Teniendo año a año, obras nacionales originales (que llegan a ser reversionadas en otros países) como reposiciones de obras internacionales, que son aclamadas por el público .

De forma paralela, Chile tuvo sus años dorados en el musical hacia la década del sesenta y setenta produciendo obras que marcaron una época. Con el paso del tiempo solo dos de estas resistieron a los años (La Pérgola de las Flores y La Negra Ester).

Durante la última década, se generó un incipiente crecimiento gracias a nuevas productoras que han apostado por el resurgimiento del Teatro Musical en Chile.

Títulos como Chicago, Cabaret, A Chorus Line, Cats, Mamma Mia entre otros (con dirección de grandes referentes de la escena nacional como Karen Connolly y Eduardo Yedro), se han presentado como montajes profesionales. También se han desarrollado distintas compañías independientes que trabajan a menor escala con adaptaciones de grandes obras o, en menor caso, con obras inéditas. 

Sin embargo aún no se crea audiencia que ayude a que estas producciones se mantengan en el tiempo o que se invierta en nuevas producciones sin miedo al fracaso. Aun así, Este escenario ha cambiado hace un par de años gracias al apoyo de la masiva difusión en distintos medios y al excelente producto al que se está apuntado. Sin dudas, la producción de Billy Elliot es un musical que marcará un precedente en la historia del teatro musical chileno.


 

MB – Cómo nació tu vocación?

FRAN – En primer lugar,  desde muy pequeño mirando Reina en Colores. Un programa de Tv que marcó mi vida con canciones y coreografías que me tenían saltando por todas partes. Pero de forma más concreta, fue en el noventa y nueve con ocho años cuando vi la primera versión de La Bella y la Bestia en Argentina.

Esa tarde sentí que algo en mi vida había cambiado. Algo se había generado. Durante muchos años esto se inclinó principalmente por la danza. Pero después, las ansias por ser un artista integral se apoderaron de mi. Hasta acá ha sido un camino muy difícil, pero lleno de satisfacciones. Aún queda mucho por seguir aprendiendo, por recorrer.

La imagen puede contener: 2 personas, personas bailando, personas de pie e interior

MB – Cual es tu meta?

FRAN – Principalmente continuar desarrollándome como intérprete en todos los musicales que tenga la posibilidad de trabajar. Seguir aprendiendo mucho mas cada día, viviendo la experiencia de poder estar en el escenario sintiéndose pleno de hacer lo que amo.

No aspiro a ningún personaje en particular, solo a poder ser parte de todo proyecto que me proponga y me genere nuevos desafíos. Para el futuro, poder ayudar a que el teatro musical llegue a todos y siga creciendo.

You must be logged in to post a comment Login