FEDERICO SORRENTINO «En el teatro musical hay una nueva camada jóven mega talentosas con mucha preparación y con muchas aspiraciones, eso da lugar a más creatividad y mayores propuestas».

Federico Sorrentino es egresado de Act&Art Escuela de Teatro Musical y Danza y ex alumno del Conservatorio de Música Julián Aguirre donde realizó la Formación Básica en Canto Lírico. Se formó en teatro, canto y danza con grandes maestros.

Participó como actor, bailarín, cantante y coreuta en óperas, obras de teatro musical y de danza-teatro entre las que se destacan: «Rubik», «Tres Leyendas Argentinas», «La Isla del Tesoro», «El Grito», «Te amo con locura», «Un Burgués Gentilhombre», «Chicos Feos Vol. 2 SHOW», «Inmorales, el Musical» e «Invicto», «Mis Otros Yo» de Roy Cifre y «Romeo y Julieta» dirigida por Nicolás Perez Costa y en la nuevas producciones de «Invicto» y «Border».

Puro talento.


 

Musicales BAires – Estrenaste Invicto. Contanos del musical

FEDERICO SORRENTIINO – ¿Qué harías si supieras que te quedan unos minutos de vida?.

Pienso que esa pregunta es la que lleva a la reflexión del personaje principal, que es el reflejo de los viejos patrones sociales, el machismo y la corrupción en el fútbol de la actualidad.

Estos tres puntos son los pilares de la obra y que estarán siendo amenazados constantemente por una lúgubre hinchada futbolera.

La imagen puede contener: 5 personas

MB – ¿Cómo llegaste al proyecto?

FEDERICO – Me presenté a la audición que se realizó el año pasado, teníamos que presentar una canción popular rioplatense y aparecí con «Canción del árbol del olvido» de Ginastera.

Por suerte quedó en el olvido porque nada tuvo que ver con la música original de nuestro compositor Ale Dolina.

El mismo día de la audición me dijeron que había quedado seleccionado para el proyecto.


 

MB – ¿Cómo fue el proceso creativo de tu personaje?

FEDERICO – El año pasado había quedado como cover de Juan, el hermano de Alejandro, y este año tengo el enorme placer de jugarlo de titular.

Juan es un tipo muy común con grandes aspiraciones, pero lleva un estilo de vida rutinario que lo agota y no lo deja dedicarse a sus pasiones. Esto no significa que sea el bueno de la obra, pero sí Juan fue víctima del modus operandi de Alejandro, quien tomó ventaja sobre él, aprovechándose de ciertos recursos.

Por otro lado, este año tuve el honor de reponer las coreografías de Ariel Juin junto con Lisa Queti y fue una experiencia nueva y muy gratificante, por suerte tenemos un elenco maravilloso que nos apoyó en todo lo que propusimos y resolvió las coreografías con mucho esmero.

La imagen puede contener: 5 personas

MB – ¿Cómo nació tu vocación?

FEDERICO – Siempre me gustó cantar, de chico estaba en el coro de la primaria y después tuve mis bandas con gente que conocí en mi barrio, Adrogué.

También recuerdo mi primer clase de danza que fue de Axé, era un queso pero lo re disfrutaba.

Llegó el momento de elegir una carrera y pasé por diseño gráfico y fotografía, pero el canto nunca lo abandoné, no quería soltar esa adrenalina que sentía al subirme al escenario en las primeras muestras con mi profe de canto. Así que me pregunté a mí mismo «¿Vas a laburar toda tu vida en una oficina o en un escenario como tanto te apasiona?» y acá estoy, haciendo las dos para sobrevivir jajajaja.


 

MB – ¿Cómo ves nuestro teatro musical?

FEDERICO – En los últimos años creció a pasos agigantados, tenemos unas camadas jóvenes mega talentosas, con mucha preparación y con muchas aspiraciones, eso da lugar a más creatividad y mayores propuestas.

Nuestro contexto hoy por hoy no es el más propicio por lo cual tenemos que agradecer y acompañar a quienes se la juegan y siguen apostando al teatro musical nacional. Aún así, sigue siendo un género nuevo para nosotros y hay mucha gente que no se permite disfrutarlo o tiene ciertos prejuicios, pero con el tiempo van a ir desapareciendo.


 

MB – ¿Cuál es tu meta?

FEDERICO – No me gusta ponerme una meta a largo plazo, significa que mi profesión tiene que tener un fin o un lugar en donde yo diga «llegué» y no lo va a haber, no me voy a conformar jamás, siempre voy a estar en movimiento.

Si me reconforta que me reconozcan por mi laburo, me considero un gran laburante y eso se lo debo a mis viejos que me formaron de esa manera. Más que agradecido estoy con quienes me eligen para dar vida a sus creaciones y nunca me cierro a las oportunidades que van apareciendo, me gusta contar con un abanico de muchas posibilidades.

You must be logged in to post a comment Login