Entrevista al elenco de «CASI NORMALES» Despedida de BAires y estreno en España

REPORTAJES MUSICALES BAIRES
 
«CASI NORMALES»
Comenzamos el 2015 abriendo una nueva sección de nuestra Revista Web, acercando a nuestros Amigos notas y entrevistas con los principales referentes del teatro musical nacional y sus producciones.Comenzamos debutando con el elenco de «CASI NORMALES», a días de comenzar su despedida definitiva de BAires.
 
 
 
«CASI NORMALES» vuelve a la cartelera porteña.
Mucho más que una obra, «CASI NORMALES» es un verdadero fenómeno.
Gente que la ha visto y que vuelve una y otra vez.
Gente que no asiste habitualmente al teatro y que, sin embargo, esta vez se dejó tentar.
Sin duda hay razones para que esto suceda.
Indagamos en los responsables para entender por qué no hay que perderse esta joyita del teatro.
Serán las últimas funciones en Buenos Aires, entonces les preguntamos a los protagonistas cómo era eso de volver a hacer un personaje.
Matías Mayer: Retomar un personaje te permite tomarte una revancha porque cuando dejás de hacerlo por un tiempo, hay algo que decanta, algo que madura.
Y eso lo aprovechás cuando volvés: agregás cosas, mensajes, subtextos.
Mariano Chiesa: Es un placer volver. Yo sé que es un error del actor adueñarse del personaje, pero te pasa porque la respuesta del público es tan cálida que en algún punto yo siento que Madden es mío.
Cuando me preguntaron si quería volver yo dije de inmediato que sí, y twitteé “Vuelve Madden”, hay algo de la apropiación del personaje.
Además es un placer contar este cuento con un director que no tiende a decir “Trabajen parecido a lo de antes”. Romero te hace ir por otro lado, buscar siempre para hacerlo mejor.
Fernando Dente: En la reconstrucción del personaje, además, aparece el oficio, la memoria, hay algo que sigue ahí.
Pero además está el trabajo con el director para que siga vivo.
Es importante decir que, en este caso, el espectáculo, de entrada estuvo bien construido, con una buena base, no hay que volver atrás para arreglar nada. Eso facilita las cosas.Manuela del Campo: Siempre sumamos, algo nuevo en las situaciones, vemos diferente. No es una cuestión de que algo hubiera estado bien o mal, sino que vamos encontrando cosas diferentes y eso enriquece mucho al personaje.Laura Conforte: En mi caso solté un tiempo y volví. Y me aparecían esos fantasmas: me acordaría de las letras, de las partituras, de por dónde debía entrar o salir.
Cuando me reencontré, todo se reactivó, la memoria estaba ahí.
Pero además había que sumarle otra cuestión, el adaptarse a los teatros porque los espacios son diferentes. Tenés que recorrer mayor o menor distancia, poner más energía por la diferencia de tamaño del escenario, o repensar entradas y salidas.
Por otra parte, retomar el personaje, volver a ensayar es reencontrarse con el Indio Romero que es un maestro del detalle.
No nos deja repetirnos. Cuando ve que nos instalamos en un lugar cómodo nos saca inmediatamente de allí. Siempre tiene una mirada fresca y renovadora, que no nos permite dormirnos.Martín Ruiz: Bueno, para mí no es la sexta temporada. Es la segunda así que yo estoy un poco más nervioso y empiezo a estudiar antes.
Sigo descubriendo a Dan, a mi Dan. D
e todos modos, la memoria física, mental, como decían antes, vuelve.
Todo empieza a pasar, vuelve a suceder. Y el nuevo inicio permite que el personaje se resignifique, hay un encontrarse con su esencia. No hay un repetir algo que ya se sabe sino un descubrir, un comprender por qué hace lo que hace de manera renovada. Único modo de sentir vivo el espectáculo, de no caer en el ostracismo ni en el aburrimiento.
Yo estoy muy agradecido, en particular al Indio Romero porque es un gran motor para que funcione todo esto.Como la mención al director aparece de manera sistemática y agradecida le preguntamos a él cómo le había resultado esto de dirigir «CASI NORMALES».Luis Romero: Yo soy director de teatro, no un especialista en musicales.
Cuando me llegó el ofrecimiento pensé que iba a ser muy difícil. Vincular el texto, con el canto, la orquesta. Pero la verdad es que la estructura dramática es perfecta, hay un trabajo magistral con las atmósferas.
El modo en que se vincula lo musical con la historia que cuenta. Es inmensa, no fue escrita por cualquiera.
En mi caso, trabajo siempre desde la fuente.
El objetivo es ser fiel al significado de la obra, a partir de la inferencia. Sigo las circunstancias, las conductas, las actitudes. ¿Cómo volver a enfrentarla una y otra vez? porque la fuente es tan vasta que siempre aparecen situaciones nuevas, circunstancias nuevas.
Algo que se nos había pasado podemos encontrarlo ahora. Explorando los textos, volviendo sobre el material. Y es increíble ver cómo resiste porque tiene patrones absolutamente sólidos.
Por otra parte, cuando tenés actores con los que te entendés y hablan el mismo idioma que vos todo funciona.
Personalmente creo que el trabajo se sostiene en la lógica: por qué, para qué.
Hay un camino hacia ciertas respuestas: por qué hacemos lo que hacemos, a dónde quieren llegar. Cuáles son los modos de enunciar. Ni más ni menos.¿Por qué dice “Despedida de la Argentina”?

Matías Mayer: Porque existe la posibilidad de ir a España. Allí hay registro de lo que se hace en la Argentina.
Por un lado es cierto que el idioma es un nexo, un puente pero además hay un vínculo y un interés en nuestro teatro.
Y para nosotros vivir esa experiencia como actores sería genial.

Mariano Chiesa. Por otra parte, Pablo del Campo que conoce bien el trabajo allá, plantea que puede funcionar muy bien. Para poner un ejemplo, allí hay psicológos y psiquiatras, muchos argentinos, y esa idea del tratamiento que aparece tematizada en la obra, está presente, también, en el pueblo español.

¿Qué le dirían a los que todavía no vieron Casi normales?

Fernando Dente: Si tenés un mínimo de curiosidad, tenés que venir. Seguro que querés saber qué es lo que pasa, por qué todos hablan de esta obra que rompió las barreras de lo convencional.
Uno además está feliz de decirlo desde un equipo del que todos somos parte.

Mariano Chiesa: Es cierto, hay gente que no la vio pero la obra es muy conocida, muchos la escucharon nombrar. Es muy fuerte pensar que sos parte de una historia, un eslabón de la cadena de la historia.

Matías Mayer: El 95% de la gente que la vio habla bien y es un drama. Tal vez con una comedia sea más fácil difundir, recomendar pero siendo un drama y teniendo tanta repercusión seguramente tiene que tener algo sumamente positivo.

Mariano Chiesa: La obra pasó por distintos estadios, al principio hubo cierta resistencia decían que era una obra fuerte. Pero una vez que se traspasó eso, se instaló y se convirtió en esto que es ahora.

Manuela del Campo: Además, es fácil llevarse algo de todos los personajes, en algún punto te sentís reflejado, no importa quién seas ni de dónde vengas siempre hay algo que te identifica o que identifica a alguien cercano a vos.

Fernando Dente: Habla de los vínculos y cuando algo habla de los vínculos todos se sienten interpelados.

¿Y qué les dirían a los que ya la vieron para que vuelvan?

Matías Mayer: Y para los que ya la vieron diría que vuelvan porque nosotros entendemos cada vez más, de manera diferente. El proceso continúa y se incorporan más cosas a los personajes que hacemos.

Mariano Chiesa: La gente vuelve trayendo más gente y esa es una buena razón, volver para traer a otro. Venir y volver para convertirse en un Casi normal.

La última pregunta, ya para terminar ¿Qué es lo que les dicen a la salida?

Fernando Dente: Muchas cosas, una vez, a la salida alguien tomó mi mano y me dijo “Gracias. Yo sé lo que es la pérdida”
Cuando uno está en el escenario no piensa todo el tiempo en qué es lo que le pasa al espectador. Uno se sorprende. El público a la salida parece necesitar decir. Y esto no es algo que suceda con todas las obras.

Manuela del Campo: Muchas veces te dicen yo voy a volver y voy a traer a… porque se identifican y proyectan no solo en ellos sino también en quienes conocen, algo así como sentir que no estamos tan solos.

Laura Conforte: La gente sale conmovida. Es muy extraño esto de recibir abrazos emocionados de perfectos desconocidos. Muy fuerte. La gente te espera como si te conociera y te agradece.

Martín Ruiz: Sí, tal cual, “gracias” es la palabra que más se escucha. La palabra que más recibimos. Yo creo que entienden nuestra entrega como intérpretes, que somos un poco instrumentos para dar un mensaje, responsables de que la obra esté viva y eso el público lo siente y por eso te responde de ese modo.

Hasta acá las palabras de los protagonistas. ¿Algo más para decir? Sí, por supuesto, no te pierdas «CASI NORMALES».
Por vez primera o por un número incontable de veces.

Desde el 10 de Enero en el Teatro Metropolitan City
https://www.musicalesbaires.com.ar/cambios-en-casi-normales/

You must be logged in to post a comment Login