El Teatro Nacional Cervantes cumplió 98 Años

El Teatro Nacional Cervantes, conocido también como Teatro Nacional de Buenos Aires, se encuentra ubicado en la Ciudad de Buenos Aires, y es el único Teatro Nacional de la Argentina.
 
En 1995 fue declarado Monumento Histórico Nacional mediante la ley n.º 24.570. Fundado por los empresarios María Guerrero y su esposo Fernando Díaz de Mendoza, el edificio fue inaugurado el 05 de Septiembre de 1921 y pasó a propiedad del Estado Nacional Argentino merced a la amistad de Enrique García Velloso con el matrimonio español.
Su creación tuvo una doble significación. Por un lado, para el país, constituyó un verdadero acontecimiento cultural y social que convocó a artistas, intelectuales, políticos, y por cierto, a lo más graneado de la sociedad de principios de siglo.
El suceso mereció un despliegue excepcional por parte de la prensa porteña. Por otro, fue la cristalización del sueño más anhelado de la actriz española María Guerrero y su esposo Fernando Díaz de Mendoza, matrimonio que no sólo empeñó su voluntad y toda su energía, sino su fortuna personal para concretar el proyecto de construir en Buenos Aires el estupendo coliseo.
El sábado 10 de junio de 1961, un incendio destruyó parcialmente el Teatro Cervantes. Ese mismo año se inició un proceso de restauración que fue proyectado y dirigido por la Dirección General de Arquitectura y Trabajos Públicos, donde una comisión de reconstrucción del Teatro Nacional Cervantes estableció un programa de necesidades y luego, este proyecto fue derivado al estudio de Mario Roberto Álvarez y Asociados.
 
La restauración en los locales que no fueron afectados en su totalidad por el incendio (como la sala, circulaciones, salones, escaleras, hall principal y secundario, entre otros), sufrieron modificaciones indispensables para su funcionamiento pero conservando sus características originales, cómo alfombras, muebles, pisos, tapizados, los cuales fueron renovados por completo.
 
A su vez, en las zonas destruidas totalmente por el incendio se levantó un nuevo edificio conformado en un solo bloque con tres subsuelos, planta baja y trece pisos altos. Dentro de este volumen quedó incorporado el escenario siendo aún más grande que el anterior. La superficie cubierta del nuevo edificio es de 11.500 m².
 
El escenario del teatro mide 16 × 28,5 metros, y dispone de un disco giratorio central de 12 metros de diámetro, cuyo piso está formado por tableros de madera de 1 m² que permiten la formación de desniveles. Delante del proscenio se encuentra instalado un escenario levadizo de 12 × 2,7 metros, que permite tanto la prolongación del escenario principal, la conformación del foso de la orquesta o la extensión de la platea.
 
El estilo arquitectónico es, como el origen de sus donantes, un estilo netamente español con predomino del plateresco, aunque con también bastante de herreriano. Las fachadas reproducen las del Colegio Mayor de San Ildefonso de Alcalá de Henares. Los arquitectos fueron Fernando Aranda Arias y Emilio Repetto. La principal sala lleva el nombre de la donante y actriz María Guerrero.
 
El teatro cuenta con tres salas tanto para representaciones teatrales como de otras ramas artísticas.
 
La sala principal es la «María Guerrero», con capacidad total para 860 espectadores, que cuenta con una platea principal para 348 personas, palcos y balcones.
 
La sala «Orestes Caviglia», instalada donde antiguamente funcionaba la confitería, tiene una capacidad para 150 personas.
 
La estructura de la sala la hace propicia para la representación de conciertos de cámara y espectáculos de carácter intimista.
 
Por último, la sala «Luisa Vehil» no tiene ni escenario ni platea, lo que permite adaptarla según las necesidades.
 
Está inspirada en el salón María Luisa del Palacio de Oriente de Madrid, y es conocida como Salón Dorado ya que toda su decoración tiene un acabado en dorado a la hoja.

You must be logged in to post a comment Login