Crítica – » LOS FANTASTICKOS» es el logro de un equipo eficaz» – *****Excelente

Decir que este es el musical con mayor permanencia continuada en cartel en el mundo hará que alguien piense que me olvido de “Los Miserables”, pues lo siento pero no. 
«LOS FANTASTICKOS» es el musical más longevo en la historia del teatro musical del mundo y va a seguir siéndolo por muchos años.
Entonces, preguntarán porqué todos hablan de “Los Miserables” o “El Fanatsma de la Ópera” y nadie habla de «LOS FANTASTICKOS», sencillo, porque este musical se estrenó como un off-Broadway y entonces no cuenta.
El musical fue escrito tomando como base la obra “Les Romanesques” de Edmond Rodstand, contando con la música de Harvey Schmidt, con libreto y letras del americano Tom Jones, que a raíz del éxito de este musical siguieron colaborando juntos en otros musicales.
El musical se estrenó el 03 de Mayo de 1960 en un pequeño teatro de Broadway y cerró el 13 de Enero del 2002 rompiendo todos los records de permanencia de un musical con sus 17.162 funciones. 
Por su elenco pasaron estrellas como Elliot Gould, Liza Minnelli, Glen Close, F. Murray Abraham, Robert Goulet, Richard Chamberlain o Kristin Chenoweth.
En Buenos Aires hubo dos versiones anteriores, en 1962 con Mabel Manzotti, Luis Medina Castro, Osvaldo Pacheco, Osvaldo Terranova, Nestor Zebrini, Alfredo Berry, Gui Gallardo y Enrique Talión y otra en 1977 con Franklin Caicedo, Oscar Ferrigno, Fabiana Gavel, Néstor Hugo Rivas, José Luis Thenon, Jorge Rivera López y dirección del propio Caicedo.
Felizmente en esta Temporada regresa nuevamente con un equipo de alto nivel.
Cuando comienza la obra nos encontramos con un personaje llamado El Gallo (Juan Rodó), cantando la canción más popular del musical “Try to remember” (Trata de recordar) y nos va a hablar del amor, sirviéndose de la historia de Matt y Luisa que viven en dos casas, una junto a la otra, separadas por una pared y que están enamorados, aunque sus padres, cegados por una enemistad de años atrás, les han prohibido dirigirse la palabra, aunque esto sea mentira.
En otras críticas hablamos de la importancia de un director que entienda del género y en esta nueva versión de «Los Fantastickos» tiene a otra excelente incorporación en el ámbito musical como es Diego Ramos, quien nos presenta su tercer trabajo después de Falsettos y Tommy.
Ramos da la tecla en la puesta en escena dinámica, fresca, descontracturada que el musical requiere y no todos requieren los mismo, cada musical es un mundo y tiene cada uno su encuadre y su puntual contenido, que respetó en todas sus formas.
Un buen director necesita de un equipo consolidado y eficaz y Ramos lo tuvo en totalidad.
Su elenco es de una enorme calidad interpretativa tanto actoral como vocal. 
Comenzemos por la pareja protagónica Eluney Zalazar y Emmanuel Degracia.
Eluney ha crecido notoriamente como artista. Compuso a su Luisa con gracia, sin exageraciones, justa y efectiva, encantadora y feroz según las escenas.
Emmanuel Degracia es una revelación absoluta. Los Fantastickos le dio la posibilidad de mostrar todo su potencial, que es mucho.
Se nota su trabajo intenso, su exigente preparación, sino sería imposible lograr emitir todo el contenido que su personaje de Matt le propone.
Los padres de la pareja son Gustavo  Monje y Mariano Musó. Monje es lo perfecto dentro del teatro musical, todos sus trabajos son impecables y este Bell padre de Luisa no es la excepción y Musó es absolutamente acertado en su rol como Huck padre de Matt.
Completan el elenco, tres agraciados personajes como son Henry Albertson, un viejo y desaliñado actor que interpreta un efectivo Luis Levy,  y su compañero Mortimer, que interpreta uno de los grandes exponente de nuestro teatro musical como es Sebastián Códega y el Mudo de la obra Manuel Di Francesco, quien es el ordenador dentro de las escenas. Si se cree que hacer un rol mudo en cualquier obra es tarea fácil, no lo es, Di Francesco muestra un gran trabajo de interpretación y gestualidad.
Juan Rodó cubre el rol de El Gallo en el musical. Hablar de Rodó es hablar de un artista que se recicla permanentemente, nada mas con observar sus últimos e increíbles trabajos. 
Poder adaptarse activamente a los diferentes roles que elige interpretar y hacerlos siempre con la misma fuerza, entrega y calidad, eso solo lo logra un gran artista y para Rodó no existen personajes grandes o pequeños, porque es único e irrepetible. Su sola presencia en una obra es saber que lo que va a proponer, siempre será superior.
El piano de Hernán Matorra es una orquesta y lo repetimos y su dirección musical impecable. Lo acompaña Melina Belén Alvarez en arpa. Solo 2 músicos y la partitura suena inmejorablemente.
Excelente y siempre acorde el trabajo de Vanesa Abramovich en escenografía y vestuario, y la meticulosa y lograda coreografía de una experta como Vanesa García Millán. Gran trabajo vocal del elenco, otro logro de su director vocal el propio Rodó.
Para resaltar, el maravilloso trabajo en adaptación y traducción de Rodrigo Rivero y la producción de una infatigable Julieta Kalik.
«LOS FANTASTICKOS» es un efectivo musical que nos demuestra que, solo el trabajo de un equipo preparado y disciplinadamente talentoso, puede lograr los mejores resultados que el soberano público se merece.
Daniel Falcone

You must be logged in to post a comment Login