Crítica – «CAMARERA», un dulce y comprometido musical» – *****Excelente

Sobre un mismo objeto hay tantas miradas como personas lo vean.

Lo que importa al hacer la reseña de una obra teatral es tener mirada crítica, libre de preconceptos, de vínculos o fanatismos.

Ver la obra conceptual, contenido, armonía entre las áreas técnicas y artísticas, logro en los roles, inspiración y profesionalismo.

“Watress” rebautizada “Camarera” en la producción nacional, llegó a BAires con lo que a simple vista parece ser una historia pequeña y sencilla.

En un formato clásico de teatro musical en dos actos, recorremos 9 meses en la vida de Gina, la mesera de Joe’s Diner, un café perdido al costado de la ruta en algún lugar al sur de los Estados Unidos. Pero tal cual los pasteles que cocina (Gina es experta repostera) no hay que dejarse engañar por las apariencias, la cobertura puede parecer “sencilla” pero es en la combinación de sus ingredientes en donde la cosa se vuelve compleja y suculenta.

Waitress, basada en la película del mismo nombre estrenada en 2007, expone en forma muy cruda, la cara no visible del abuso doméstico, sus angustias, la impotencia de una mujer sometida y su lucha diaria por subsistir.

A minutos de comenzar la obra Gina descubre estar embarazada de su marido golpeador y desde ese punto en adelante, la acompañamos en una montaña rusa emocional explorando y profundizando cada estadío de esta maternidad incómoda y no deseada que terminará cambiando por completo su vida.

En el camino habrá romance (por supuesto): Gina conocerá a su galán (¡su obstetra!) y todo se va a transformar en una colección de sobresaltos, encuentros, complicidad, risas y llanto.

Tendrá relaciones estando embarazada con su amante?. Y porque no?.

Esta versión dirigida por Natalia del Castillo tiene todos los condimentos necesarios tanto teatrales, técnicos y artísticos que requiere un excelente musical.  Del Castillo hizo un gran trabajo para amalgamar todo y se destaca.

Felipe Colombo es Edu el marido, logra su cometido, se lo odia fácilmente, lo cual es el objetivo y su participación vocal en breves momentos es logrado.

Guido Balzaretti como el obstetra es eficaz, recorre emociones, su dominio corporal y su voz son impecables.

Las amigas de Gina, Natalia Cociuffo (Betty), siempre es todo lo que uno puede esperar de ella, sabe de escenario, su color de voz es personal y único y en escena es completa.

Es agradable ver nuevos artistas dentro de nuestro teatro musical y Maida Andrenacci (Dany) es una revelación. Gran comediante y buena voz dá la parte graciosa a esta historia fuerte y comprometida y junto a Roberto Peloni logra escenas desopilantes que hacen bien. Peloni es uno de esos artistas que cuando entra al escenario uno sabe que va a ser lo mejor.

Acompañan las escenas, en los cambios escenográficos y coro, un grupo de artistas notables como Magalí Sánchez Alleno, Diego Bros, Flavia Vitale, Federeico Llambí y Christian Alladio como Charly el encargado de la cafetería. Si esto no es un lujo…

Josefina Scaglione, por si muchos no conocen su historia, fue Nominada en el 2009 a los Tony Awards por su protagónico en el rol de María de “West Side Story”. Es la primera argentina que llegó a Broadway y hoy podemos verla en “Camarera” con toda su experiencia, en todo su esplendor.

Tuvimos que esperar para verla en un rol destacado y el momento llegó.

Su Gina no es un personaje ni explosivo, ni brillante, esa no es la idea de este musical. Su personaje es sentido y su mundo interno emocional es enorme y La Scaglione lo interpreta con contenido, con ternura, calidez y fortaleza.

Su voz es hermosa, como ella y su dulce Gina.

Ovacionada la participación de Mario Pasik, gran actor que es el que lleva el secreto de la obra.

No podría ser mas vistosa y práctica la escenografía de Santiago Fernandez, el exacto vestuario de Vanesa Abramovich y las eficaces coreografías de Nina Iraolagoitia.

La música es un elemento orgánico que va mutando, integrándose a la historia, por lo que se destacan los trabajos en la dirección musical de  Mariana Zayas y vocal de Sebastián Mazzoni.

Waitress es dulce, comprometida, tiene alma y es una salida ideal para madres e hijas, parejas de enamorados, amantes del género o incautos de esos que vieron luz y entraron. Todos, de igual manera, van a disfrutar de una inolvidable experiencia, de un género que no solo da momentos brillantes de baile, canto y actuación, sino, que también puede sensibilizar y hacernos reflexionar sobre los temas duros de la vida y aprender a superarlos.

DANIEL FALCONE

«CAMARERA» (Waitress) Miércoles a Domingo Teatro Metropolitan – Beneficio MB VIP 2x$1.300

 

You must be logged in to post a comment Login