Comentario Master Class GERÓNIMO RAUCH en Buenos Aires


Ayer Buenos Aires fue otra capital mundial del musical.

Como en los grandes escenarios del mundo, donde solo hay calidad, nosotros tuvimos el placer de experimentar desde las 19.30 hs hasta las 23.00 hs que finalizó la función de «CASI NORMALES», lo que es teatro musical, el talento, la entrega y la pasión.

Presentado por el anfitrión Mariano Chiesa, Gerónimo Rauch se presentó en el escenario de «Casi Normales»

Los porteños somos pomposos a la hora de encontrarnos con un argentino triunfador (no esta mal decirlo), pero Rauch pronto bajo los deciveles de la admiración y relajo la historia.

Chiesa comenzó con una pequeña entrevista a Gerónimo.
De lo que se rescata es, todo lleva un costo y algunos importantes.

Rauch comentó que tiene muchos buenos amigos en Londres, pero ninguno invita a su casa (costumbre local), asi que las charlas, el mate y los abrazos a los que nosotros estamos tan acostumbrados, en Londres no van.

La anécdota de todos dan la mano, abrazos no y un día a la salida del Fantasma, una familia con niños lo esperaban y a la hora del saludo, los niños también extendian la mano. Sorpresa Para Gerónimo.

Su mundo en Londres su mujer y su hijo…como una piña segun su descripción de juntos siempre.

Vino a Buenos Aires solo por 2 días y vuelta a Londres.

Estudia con el mismo Maestro que el inolvidable tenor español Alfredo Kraus.

Como le debe suceder a muchos que tienen la buena fortuna de hacer lo que realmente quieren, el agradecimiento esta presente en cada momento de sus días y al finalizar cada función del Fantasma, el Thank you, esta presente siempre.

Es verdad cuando comentaba que la diferencia entre Argentina y los centros musicales del mundo, es que hay trabajo para casi todos en Londres o Broadway, mucha producción, muchos musicales, muchos cambios en los elencos, tan alejado esto de nuestra realidad, donde las posibilidades realmente son pocas.

Habría que pensar bien este punto, porque lleva a muchos jóvenes a la frustración innecesaria, porque es una realidad que traspasa a todos y no tiene solución, aunque le pongamos ganas.

La Master Class fue de lo más amena y Chiesa la hizo muy relajada.

Se anotaron más de 100 alumnos de diferentes escuela y en el momento se enteraban quienes eran los elegidos. Mucha emoción.

Gerónimo aclaró permanentemente que no es maestro y que no podría dedicarse a la enseñanza, sino que a cada participante le dió un tic o consejo para mejorar su performance.

La importancia de buscar puntos en la sala para proyectar, la importancia de la técnica, del estudio, los cambios de voz de pecho a cabeza, que el interprete debe saber perfectamente lo que dice, que en el escenario uno empieza a cantar antes de empezar a hacerlo, de incluir el pensamiento a la hora de cantar, del porque cuando y donde canto, como dato permanente a trabajar, si el texto de una canción es muy dramático, buscarle la salida por otro lado , quizas sonreir en vez de framatizar más, el tema de los agudos, no crispar al emitirlos y forzar las cuerdas.

Lo que notabamos es el gran trabajo que tiene hecho Rauch sobre su voz, su instrumento, como entiende lo que hace, como el mismo dijo allá hay mucha competencia.

Toma clases de baile, aunque no es su fuerte la disciplina y es muy sano reconocerlo, es ejemplo y un artista es honesto.

Hay que aprender y perfeccionarse permanentemente en el arte, nunca se llega a ningun sitio final, porque no lo hay. El artista verdadero es eterno.

Y el final, lo que esperabamos obviamente era escucharlo y fue el Fantasma.

En ese momento Rauch materializó todas las palabras dichas hasta ese momento.

Su dicción, su expresión, su interpretación, la misma pasión que debe poner cada noche y que nos llevó por un momento al West End a ver el Fantasma de nuestro compatriota Gerónimo Rauch y ese momento quedará para siempre.

Gracias Gerónimo Rauch, Gracias Casi Normales.

Daniel Falcone Musicales Baires

Foto Fuentes Fernandez Fotografias

You must be logged in to post a comment Login