DIEGO CORÁN ORIA “Los Mini Musicales es una nueva alternativa para acercarse al Teatro Musical”.

Se ha convertido en uno de los grandes referentes del teatro musical. 

Con su productora RANDOM ha dado grandes títulos de los musicales en los últimos años.

Ahora es parte del nuevo emprendimiento de Mini Musicales.

Uno de los grandes creativos del teatro musical nacional DIEGO CORÁN ORIA


 

Musicales BAires – Contanos que es Mini Musicales?

DIEGO CORÁN ORIA – Es una nueva alternativa para acercarse al Teatro Musical.

Tres obras, tres autores, tres directores, en continuado, en una sala donde solo entran 40 espectadores. Cada obra dura veinte minutos. Una interesante y ecléctica propuesta desarrollada por Fabricio Origlio.


 

MB – Cuál es la obra que presentas ?

DIEGO – Presentamos CEPO (Centro Experimental Para Oscuros).

Un unipersonal creado e inspirado en la vida de Ángel Hernández.

Un hombre que ingresa por voluntad propia a un Centro de Experimentación en Resistencia Chaco, donde le pagan U$S 1000  para estudiarlo con fines científicos, por una semana. En ese mismo Centro estuvieron Pipo Cipolatti, Carozo y Narizota, Chiche Gelblung, Inesita Malinguetti, entre otros.

Allí Ángel generara una conexión con sus recuerdos y entablara una nueva mirada sobre esos acontecimientos de la vida.

El paradigma que se establece es si éticamente es una oportunidad para sanar o es un espacio para que otros hagan de uno lo que necesitan.


 

MB – Cómo ingresaste al proyecto?

DIEGO – En el 2011 luego de una función de La Parka en el Teatro Tabaris fuimos a tomar algo a Plaza Serrano.

Allí el gran Ángel Hernández me compartió la inquietud de generar un unipersonal con él.

Acordamos la temática y asi nació CEPO.

Hicimos muchos ensayos experimentales en ese año y el proyecto creció mucho a nivel presupuestario, se iba a realizar en la primera Bienal que organizo el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Lamentablemente no pudimos llevarlo adelante y la semilla hoy, siete años después, a dado su fruto en un escenario desprovisto de todo, solo un actor, una banqueta y su cuerpo.


 

MB – Que fue de la vida de RANDOM ?

DIEGO – “Random Life”, así decían las cientos de remeras que vendimos allá por el año 2013. Random es un sentimiento vivo que nos permitió a cada uno acercarse a lo que hoy “es” cada uno, ósea Random siempre esta en mi.

De hecho en CEPO están Seku Faillace y Jorge Soldera, otros “Randoms”.

Nos une mucho respeto y saber que hemos vivido un espacio de libertad creativa que hasta el día de hoy perdura.

Peloni es un crack en todo lo que hace, Facu abrió un Teatro con identidad y entidad única, Tade monta obras en España y expande día a día su campo de acción,  

Seku armo un espacio propio y una familia hermosa y con Jorge Soldera, el gran maestro de la música, abrimos una nueva productora de contenidos audiovisuales y musicales llamada PUNTA ORILLA. En definitiva Random es un buen perfume… aun continua su aroma en todo lo que hago.


 

MB – Vas a producir nuevos musicales ?

DIEGO – Si claro… estamos armando un proyecto muy auspicioso en la Provincia de Mendoza, que incluye también un certamen televisivo, ojala vea la luz muy pronto y pueda generarse también acá en Capital.


 

MB – Como nació tu vocación?

DIEGO – Es una pregunta que siempre trato de responder de distinta manera, ya que considero que no hay un nacimiento sino que hay señales que suenan o se presentan en momentos indicados. 

Por ejemplo cuando iba a la cancha con mi viejo a ver a San Lorenzo me impactaba ver a la hinchada como cantaba, la masa popular, un hecho artístico en si mismo.

También recuerdo en sexto grado hacer del padre del aula Sarmiento con 40 grados de fiebre, subirme al escenario, dejar de tener fiebre y elevarme en felicidad. Mi primer maestro, Santiago Doria, me brindo el amor al teatro.

En el año 2001 quede para protagonizar una película que se filmaba en África, me dieron vacunas para la fiebre amarilla y todo, dos semanas antes de viajar se cancelo ese proyecto por falta de fondos, el país se venia a abajo y mi primer protagónico también… esa gran frustración fue una hermosa señal para seguir adelante una y otra vez, son situaciones agridulces que hacen de uno mismo un potencial ser humano sonriendo con el arte.


 

MB – Estás dirigiendo una Escuela de Comedia Musical en Pilar.

DIEGO – Si, es una muy interesante experiencia. Convocamos a Ricky Pashkus, Roberto Peloni, Karina K y Pepe Cibrian a que brinden charlas abiertas y gratuitas todos los sábados a la mañana y por suerte todos dijeron si.

TambiÉn vendrán maestras de la talla de Carla Lanzi, Lu Basterrica y profes como Diego Bros, Ariel Pastochi entre otros.

Siento que muchos alumnos que entraron al arte por Lali o Tini pueden hoy conocer también a Ricky o Pepe, es un buen momento para unirnos, en las diferencias y en las afinidades.


 

MB – Cómo vez el teatro musical nacional?

DIEGO – Debo confesar que he visto muy poco teatro musical alternativo este año.

Si me guío por lo que impacta en las redes sociales veo que a muchas obras les va muy bien. Si me guío por lo que me dicen mis alumnos que trabajan en obras de cooperativa con una función semanal y logran ganar $ 150 por función diría que el amor al arte y las ganas de pertenecer a “algo” son nuestro sostén. Osea, hay que dividir las aguas y hacer un análisis pormenorizado.

Hoy CEPO es por amor al arte, y seremos nuevamente los que saquemos $ 150 por función, pero seremos muy felices y nos volveremos en el 60 a casa todos los domingos pensando en que una nueva semana nos azota con suba de impuestos y subtes apretados.

El teatro musical off siento que esta en un buen momento de proyectos que nacen del espacio que genera la Bienal, coordinado por Pablo Gorlero, los libros presentan mas solidez y empezamos a ver experiencias personales muy poéticas… ahora bien, eso no deja plata, pero vuelvo a lo mismo, deja experiencia, rodaje y fuerza endogámica para el mismo circuito off.

Si nos vamos al Teatro Comercial Musical (esas obras si las pude ver) los costos son muy elevados y si el publico no acompaña de entrada es muy difícil sostenerlo y lo que iba a ser de nueve meses termina siendo de tres.

En si, a nivel creativo e interpretativo lo veo muy bien al Teatro Musical, en cambio, a nivel económico y como modelo de negocio lo veo como quien ve a un perro queriendo hacer pareja con un gato… muy difícil, muy complejo y casi imposible de hacerlo sustentable en el tiempo.

Igualmente considero que el gran dilema es decodificar adentro de uno y en soledad sincera el verdadero PARA QUE hacemos los que hacemos… allí radica, tal vez, la eterna pregunta que todo artista se hace para combatir y aleccionar a su propio ego.


 

MB – Cuál es la meta ?

La meta es un fin… o sea desde el momento que yo proclame cual es mi meta, estaré proclamando mi fin.

La única forma para combatir la crisis, es hacer lo que uno ama. Por eso hoy me contento con pasar buenos momentos de reflexión con mis amigos, necesarios encuentros con mi familia, hermosas charlas con mi bella mujer y seguir intentando hacer algo que sea útil a los demás, siempre y cuando a mi me permita seguir aprendiendo, seguir entendiéndome y seguir recordando aquel muchachito que tiraba papelitos al viento cuando salía a la cancha el gran San Lorenzo de Almagro.

You must be logged in to post a comment Login