OMAR CALICCHIO “Esta obra fue el regalo más maravilloso que recibí”

“Ni con perros, ni con chicos” culminó este fin de semana en la Sala Roberto J. Payró su temporada en Mar del Plata con premios y excelentes críticas.

La obra protagonizada por Laura Oliva y Omar Calicchio fue presentada por el Ministerio de Gestión Cultural de la Provincia de Buenos Aires, con producción del Teatro Nacional Cervantes.

El elenco se completaba con Federico Coates y Daniela Pantano, coreografía de Verónica Pecollo, escenografía de Alicia Leloutre, iluminación de  Matías Sendón y vestuario de Mini Zuccheri.

Escrita y dirigida por Fernando Albinarrate, la comedia musical obtuvo 10 nominaciones y 5 Estrella de Mar, además de ser distinguida con el Premio José María Vilches 2017.

“Hago mucha autogestión en mi carrera”, comenta a El Marplatense Calicchio, quien interpreta a Charles Laughton. “No me quedo a esperar a ver cuándo necesitan un barítono gordo”, bromea.

“Cuando Fernando escribió esta obra, Charles era el actor favorito de su padre y pensando en mi la escribió. Eso es algo que de por vida me va a quedar. Hasta el momento no he recibido un regalo tan importante, maravilloso y amoroso. Me encanto este desafío, ya que sabía quienes eran Charles y Elsa”, relata.

“Ni con perros, ni con chicos…” recorre la vida privada y pública de Charles Laughton  y Elsa Lanchester. La intimidad de la pareja va descubriéndose a la vez que entretelones de la historia del cine y del teatro de la época aparecen, y los personajes van y vienen en el tiempo y el espacio.

Charles Laughton fue un célebre actor y director de cine y teatro – inglés nacionalizado estadounidense en 1950- que brilló en la época dorada de Hollywood. Elsa Lanchester, su mujer, también, actriz también británica cuyo nombre cobró fama en 1935 por su papel en La novia de Frankenstein, y a partir de ahí desarrolló una interesante carrera en el cine.

“Inmediatamente se me cruzó el nombre de Laura para el personaje de Elsa”, continúa Calicchio. “Porque tenemos una relación de amistad, de casi hermanos. Y poder compartir esto con ella es bellísimo. Fue así que juntos empezamos a buscar un director para este espectáculo, porque sentíamos que merecía alguien especial. Laura lo propuso a Javier Daulte, y después de dos temporadas maravillosas en Buenos Aires y de la gira, llegó Mar del Plata”, recuerda.

“Un artista es una persona que deja algo y siento que con esto que hicimos, lo logramos. Todo el cariño que volvió nos hace ir llenos, hinchados de felicidad”, culmina Calicchio, quien además adelanta que la obra tiene “muchos planes”. “Luego de un tomarnos un descanso, pensamos volar, para que pueda seguir un poco más porque se lo merece”, subraya.

“Esta obra fue el regalo más maravilloso que recibí”

You must be logged in to post a comment Login