Crítica – “EL BOTELLA” – ****Muy Buena

A la manera de una “road movie”, esta obra, llena de poesía, se trata de un viaje.

Desde la butaca, asistimos al viaje de un niño de 10 años, en busca de sus orígenes y su identidad.

Al morir su abuelo, este niño al que conocemos por su apodo “El Botella” junto a su fiel amigo “Fresco”, acompañados por personajes sensibles y tiernos que se solidarizan con ellos, emprenden insólitas aventuras hasta que se embarcan en un navío pirata, colmado de seres bizarros y fantásticos -con reminiscencias a esos de Alicia en Frikiland y La Parka-,  rumbo a París para comenzar otro viaje, esta vez al pasado, a sus orígenes, en busca de sus padres.

En París conocen a Milagros, una chica como ellos, que con su ternura y simpatía gana el corazón de “El Botella” y del público, y confirma que el amor es más fuerte que las barreras del tiempo y la distancia.

Un muy buen espectáculo para grandes y chicos, que se destaca por tener una historia muy bien contada, clara y fácil de seguir, con libro original de Diego Corán Oria y un enorme trabajo de producción y dirección, reflejado en complejos cambios de escenografía, cuadros coreográficos muy bien logrados, ágiles y coloridos, con muy bellas voces y canciones pegadizas, y por el sólido acompañamiento de nueve músicos en vivo.

Mención especial a la música original de la obra compuesta por Jorge Soldera.

Muy buen timing de chistes, gags, acotaciones y diálogos que, sumados a la música y las canciones y bailes del elenco, hacen avanzar la obra de manera ágil y entretenida hacia la respuesta que busca “El Botella”, el descubrimiento de que tiene un nombre, “Juan”, es decir, una historia propia. Y al mismo tiempo, cada uno en la platea, experimentamos también ese otro viaje, el viaje interior a nuestra propia niñez.

Impacta y emociona la frescura de los tres pequeños, Enoc Girado, Manuel Pérez Erramouspe y Francesca Lorito y la profundidad y color de sus voces.

Junto a ellos, la solidez y simpatía de Gonzalo Fletcher, Anita Gutiérrez y el numeroso y talentoso elenco llevan la obra a muy buen puerto.

Sólo el sonido juega una mala pasada. Es una pena que tanto trabajo y esfuerzo se vea deslucido por continuas fallas de sonido.

Es de destacar la fuerza y entusiasmo del elenco para salvar este contratiempo aunque por momentos se pierde el hilo de algunos diálogos.

Para grandes y chicos. Para disfrutar y viajar con la imaginación.

Cecilia Vidaurreta

 

“EL BOTELLA” Sábado y Domingo 17.00 hs. en el Teatro 25 de Mayo

You must be logged in to post a comment Login