Crítica – “AMERICAN IDIOT” – ****Muy Buena

El grupo americano de punk/rock Green Day en el año 2004 sacó un nuevo disco bajo el título de “American idiot”, como una mezcla de burla al programa televisivo americano “American Idol” y un ataque a la administración Bush y su intervención en Irak.

La estructura narrativa del disco hilvanaba unas canciones con otras contando una historia, con la intención de hacer de ella una ópera punk, bien fuese representada en un escenario o para servir de base a una película, como hicieran años atrás con “Tommy” o “The Wall” los grupos The Who o Pink Floyd.

El argumento gira en torno a tres amigos que asqueados de la manipulación televisiva a raíz de los atentados del 11 de Septiembre, deciden escapar de sus anodinas vidas en los suburbios de una ciudad americana, marchando a la gran ciudad donde esperan encontrar mejores opciones de vida.

Uno de ellos al enterarse de que su novia está embarazada, elige quedarse con ella y sólo los otros dos abandonarán su barrio, comprando dos billetes de autobús con el dinero que uno de ellos ha robado a su madre.

El protagonista tiene un único objetivo: encontrar una chica y pasárselo bien, pero su amigo decide alistarse en el ejército y marchar al frente, donde al poco de llegar es herido e ingresado en un hospital.

El protagonista, sólo e incapaz de encontrar una chica, se refugia en las drogas que le hacen conectar con su “otro yo”, un ser violento, que se dedica a robar y aunque conoce a una chica de la que se enamora, ella finalmente le abandona harta de la vida que llevan.

Lo que era una vida aburrida parece haber entrado en un torbellino que arroja a una existencia sin esperanza para ninguno de los tres amigos, cuyo futuro, se vaticina bastante negro.

Lo que se ve sobre el escenario del Teatro Broadway es una superproducción con todos los condimentos de un gran musical.

Todo el aparato técnico es impecable y la artística es superior.

Lo más importante es que la historia es entendible y llevadera aunque pasa en Estados Unidos. La frustración del ser humano en estas últimas décadas es planetaria.

Además las canciones están adaptadas estupendamente por Santiago Fernández, Natalia del Castillo, los mismo que realizaron las de Avenida Q, que cuentan y apoyan la historia.

Gran revelación Francisco Eizaguirre, su primer protagónico que lleva con eficacia.

Placer ver a Germán Tripel en estos personajes rockeros que realiza como nadie en el medio.

Destacados los trabajos de Leandro Bassano y Cristian Centurión que completan el trio de amigos.

Sofía Val compone un personaje sensual, relevante dentro de la obra y que realiza con gran destaque.

El resto del elenco tiene la particularidad de ser un ensamble con protagonistas como en el caso de Mariu Fernández, Julián Rubiño y Tati Luna.

Muy interesante la performance de Franco Friguglietti.

La banda es gran protagonista de la obra y los potentes movimientos coreográficos diseñados por Maia Roldán, son la expresión fiel y extrema de la opresión y las emociones contenidas de estos jóvenes frustrados. 

Su director Ariel del Mastro nos tiene acostumbrados a destacarse en este tipo de musicales juveniles, recordamos Tango Feroz y Despertar de Primavera.

Del Mastro trazó una puesta hábil en el manejo de masa escénica y creador de una visual en la que mucho tiene que ver su propio diseño de luces y el espacio escénico con un fondo donde se proyectan imágenes que optimizan la estética.

Excelente el trabajo vocal de Katie Viqueira.

“AMERICAN IDIOT” es una gran producción que nos hace sentir nuevamente la magia de Broadway. Sensación que no vivenciamos seguidos los seguidores del género.

Daniel Falcone

You must be logged in to post a comment Login