FERNANDO GONZÁLEZ “Cautiva es un relato crudo de uno de los momentos históricos más difíciles de nuestro país”.

Conozcamos los protagonistas de “CAUTIVA, El Musical”, estreno 24 de Marzo en el Galpón de Guevara.


Musicales BAires – Estrenas “CAUTIVA”.  Contános del musical?

FERNANDO GONZÁLEZ – Cautiva es un musical atípico, distinto creo yo (por lo menos a nivel nacional).

La gran mayoría de los musicales están apuntados a hacernos reír, por lo menos en alguna parte.

Cautiva es un relato crudo de uno de los momentos históricos más difíciles de nuestro país. Una parte nuestra historia que la mayoría no conoce, conoce muy poco o elige no querer conocer. Y es la historia de los antepasados de esta tierra en la que hoy vivimos, que fueron masacrados con el aval de todo un pueblo cegado por una ignorancia extrema, que no solo reinaba acá si no en el mundo en general. 

Cautiva es la historia de Ana que aprende a vivir en una tierra desconocida, que conoce el amor de una manera que jamás pensó que iba a conocer.

Es la historia de Acún que no sabe como pelear en contra de un enemigo mucho más fuerte que él y enceguecido por una ambición que no entiende.

Es la historia de su tribu, dispuesta a luchar con él hasta que sus cuerpos aguanten, por más que el desenlace sea tan cruel como inevitable.

Es la historia de Manuel, su falsa seguridad y su odio irracional hacia lo que no conoce y le da miedo.

Es la historia de Lilén dispuesta a luchar hasta el último segundo por la vida de su hijo, por más que eso signifique que le roben la dignidad una y otra vez.

 


MB – Como ingresaste al proyecto?

FERNANDO – Fue un poco una casualidad.

Yo inicialmente no había audicionado para la obra (básicamente porque no vi el flyer de la audición cuando había salido).

Un día Gon, un amigo, me dice “che Fede (escritor y director de la obra) el cuñado de Mechi (una amiga en común de los dos también) está buscando un personaje para su obra y no lo encuentra. Se me ocurrió que vos por ahí funcionabas. No querés audicionar?”. Le dije que sí, y el mismo día me llegó un mail con las características del personaje en cuestión. Decía “Buen cuerpo con rasgos nativos”. Inmediatamente le escribo a Fede y le digo “Fede, muchas gracias pero mirá, yo soy castaño, bastante blanco, y hace mucho que no voy al gimnasio. Me parece que no doy tanto con el perfil.” “Vení igual” me dijo, “si quedas te caracterizamos.” A los pocos días audicioné y ese mismo día me llamó para decirme que había quedado en el papel. Fue una felicidad inmensa.

 

La imagen puede contener: 1 persona

MB – Cómo encaraste tu personaje?

FERNANDO – Tuve que apelar mucho a la imaginación. No hay tanto registro histórico de como hablaban los tehuelches en esa época, de cómo se movían, o como pensaban, por lo que fue un proceso de construcción importante el que tuvimos que hacer con Fede para ir dándole forma.

Cada ensayo era ir probando distintas maneras de encararlo y la profundidad y el momento específico del personaje hizo que el proceso personal para encontrarlo sea muy intenso.

Acún está en un momento de su vida muy crítico. Convive en una situación de vida o muerte constante y es responsable de la vida de varios otros que también están en riesgo. Ponerse en la piel de él fue y es todo en desafío pero la verdad que lo disfruto mucho.


MB – Cómo comenzó tu vocación?

FERNANDO – Mi vocación por el arte arrancó tarde, por lo menos que yo recuerde. 

Mi colegio no tenía mucho de arte que digamos así que fue una faceta que no pude explorar hasta arrancada la facultad (Soy licenciado en Administración De Empresas).

A los 20 años, casi de casualidad Fran, un amigo de la facultad, me comentó que estaban buscando un cantante para una banda que estaba armando. Yo no cantaba casi, salvo en el auto. Un día me escuchó, me dijo “no cantás mal, no querés probarte para la banda?”.

Me probaron y quedé. Duramos unos 3 años. Midas se llamaba, como el mito del rey griego. Ahí empecé con las clases de cantó, enfocadas en Jazz porque mi profe (la hermana de mi cuñado) de ese momento era (es) cantante de Jazz. Barbie Martinez.

Si les gusta el Jazz búsquenla. Es la n° 1. Por otro lado tengo una hermana, Sofi, que es actriz y me motivó a anotarme en un grupo de Comedia Musical que montaban obras. Como yo ya cantaba por lo menos tenía eso a favor. Justo estaban montando una obra bastante rockera así que venía de la mano con mi formación hasta el momento jaja.

Ese año también me anoté en otro grupo de comedia, de manija nomás. Y quedé en ambas obras. A partir de ahí un poco mi vida cambió. Fue un descubrimiento increíble. Ahora siento que no podría vivir sin el teatro musical. 


MB – Cómo pensás tu carrera?

FERNANDO – La verdad que no hace mucho que estoy en esto. Digamos que empecé a ver todo el tema del teatro musical, desde un punto de vista serio, hace solo 3 años. A partir de ahí mi enfoque siempre estuvo y está en seguir aprendiendo y creciendo desde todo el lugar que pueda.

Al principio, al ver todo lo que tenía para aprender me desesperaba un poco. Hoy lo veo como lo mejor que me puede pasar, porque lo que más disfruto es el proceso. Así que básicamente voy paso a paso. Siento que con confianza y esfuerzo las cosas llegan a su debido momento.


MB – Participaste en otros musicales?

FERNANDO – Cautiva es el primer musical con producción del que formo parte.

Como explicaba antes yo empecé a descubrir este mundo hace relativamente poco.

Empecé anotándome en escuelas de Comedia Musical enfocadas principalmente en montar obras, como Amalgama y la escuela de María Buttini.

Como puse antes ya tenía cierta formación como cantante por lo que generalmente me tocaban personajes más allá de que, al principio, mi formación de actuación y danza no era buena.

En total estuve en 3 obras (Despertar, Eighties y Rent) y actualmente estoy en 2 más.

Paralelamente también tuve algunos roles en teatro, no musical en ese caso. Por ejemplo “Desconectados” que la escribió Tomás Otero, un amigo mío, compañero de clase de teatro.


MB – Cómo ves el musical nacional y que musicales te gustan de los que viste en BAires?

FERNANDO – El musical nacional me parece admirable porque siento que se logran cosas muy buenas en base a talento y vocación, más allá de que los recursos son, en la mayoría de los casos, limitados.

Siento que acá en Argentina hay una necesidad de muchas personas de contar historias, de componer canciones, de emocionar, de llegarle a la otra persona.

“Monstruos” es un gran ejemplo, me pareció una obra de un impacto increíble lograda con una mucha simpleza.

Otras obras que me encantaron, más del rubro comercial, son “Rocky Horror Show”, “Shrek” y “Casi Normales”, con un nivel de artistas que me genera mucha admiración (y motivación para seguir creciendo uno).

Por último “Rufianes” es otra obra que me gustó mucho y que fue hecha en base a la autogestión, uno de los motores fundamentales en el teatro musical nacional hoy.


MB – Tenés algún artista preferido?

FERNADNO – No soy muy de ser fanático de una persona en específico o de tener a un artista de cabecera pero admito que hay algunos que admiro profundamente y que siempre logran transportarme adonde ellos quieran, hagan lo que hagan.

Es el caso de Roberto Peloni por ejemplo, es un absoluto crack. Gerónimo Rauch obviamente también, por todo lo que logró, pero nunca tuve la suerte de verlo actuar en una obra (todavía).


MB – Cuál es tu meta?

FERNANDO – Mi meta es seguir creciendo como artista y seguir disfrutando esto.

Creo que siempre hay algo por aprender y tiene que haber un hambre constante, una necesidad imperante, de seguir creciendo y mejorando. Pero siempre disfrutando y confiando.

Creo que si el hambre o el disfrute desaparecen, entonces hay que frenar y replantearse las cosas.

You must be logged in to post a comment Login